«Obra inacabada» de Los Bárbaros con Jesús Barranco

Por Horacio Otheguy Riveira

El sentido del humor de Jesús Barranco es proverbial. Imposible de etiquetar, no le alcanza ninguna definición porque su estilo huye de conceptos arcaicos: es irónico y no lo es, directo e indirecto, comodísimo se siente en medio de la mayor versatilidad, y quizás más aún en un proyecto como este que oscila entre ismos como una cometa en sobre rascacielos. Entre el simbolismo y el absurdo, con el protagonismo de la soledad —muy divulgada por los existencialistas franceses—, se revela en un espacio escénico de notable atractivo audiovisual, un texto que bien podría haber imaginado Samuel Beckett.

Empecé con el humor de Jesús Barranco porque es el único intérprete de esta aventura de extrañamiento teatral con un enfoque muy literario, y es este actor que se presenta en el elenco como El primo de Saint Tropez. ¡Rediós! Menuda fiesta la de Saint Tropez cuando la esperanza no cabe en ninguna parte, se expande por doquier en la mágica Ciudad de las estrellas de la Costa Azul. Pero, cuidado, esta función no es humorística, si bien «este Primo» sabe vocalizar los registros más oscuros, surreales o penosos con un toque de distinción que le hace único, imprevisible y a la vez cautivadoramente grato de escuchar.

No es este un texto demasiado interesante.

Así como suena a Beckett, también se perciben otras influencias en el arte del soliloquio, sobre todo en su estatismo, pues es muy plano, sin crecimiento, ya que en realidad no va a ninguna parte, no más allá que el regocijo de un hombre con su extrema soledad anunciada y deseada, si bien no exento de contradicciones («Las palabras no sirven para nada. ¿O sí?»). Y desde luego se despacha para ofrecernos excesivas (por reiterativas) y escasas (solo dura 55 minutos) versiones de un círculo roto, inacabado.

Inexpresivo en todo momento, por exigencias del guion, las chispas que nos hacen sonreír en compañía de la tristeza del personaje, surgen inesperadamente, en la voz y el cuerpo de un intérprete excepcional, que se mueve entre muy diversos estilos de lámparas y un espacio sonoro de Pilar Calvo que aporta la tensión que el texto no tiene, pero existe en el exterior de los ámbitos por donde respira el extraño personaje, y en el vaivén de los sonidos bien podemos imaginar tormentas, camiones en carretera nocturna o el sonido tan denso, escalofriante, del silencio imposible de la criatura humana que deambula hablándonos a nosotros, pero también en largas conversaciones con una rata y unos cuantos, muchos, albaricoques…

En definitiva: se trata de una experiencia fuera de lo común, perfecta para quienes se sientan inspirados en el objetivo de Los Bárbaros: «Obra inacabada es algo parecido a la poesía: un empeño en algo que no ocurre, que no se cierra, que no termina, que no te lleva, aparentemente, a ningún lugar.

Las obras tienen diferentes formas de existir: las que más nos interesan están inacabadas, activan nuestra imaginación, son verticales, extrañas e imposibles. Obra inacabada es un intento de hacer lo que más nos gusta».

Una mirada de asombro para abrir el muy amplio panorama de Jesús Barranco, un actor excepcional.

Idea  Javier Hernando & Miguel Rojo

Creación  Rocío Bello, Javier Hernando, El primo de Saint Tropez, Miguel Rojo & Miguel Ruz

Intérprete: El primo de Saint Tropez (Jesús Barranco)

Iluminación  Miguel Ruz
Diseño de vestuario  Rocío Bello
Espacio sonoro  Pilar Calvo
Producción  Los Bárbaros
En coproducción con Teatro de La Abadía

TEATRO DE LA ABADÍA. DÍAS 2 y 3 DE JULIO 2022

__________________________________________________

Otras creaciones de Jesús Barranco en CULTURAMAS:

Homenaje a Billy El Niño

QuitamiedoS

Lear (Desaparecer)

Historias de Usera

____________________________________________________________________

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.