La escuela de Freddie

Fitzgerald, Penelope

La escuela de Freddie

Traducción de Mariano Peyrou

IMPEDIMENTA

Basada en las propias vivencias de la autora como profesora de niños actores en la escuela de teatro Italia Conti de Londres, Penelope Fitzgerald narra la historia de un elenco de personajes inolvidables que se asoman a la escena del Swinging London, y coquetean con el final de una época.

Es la década de 1960, y todos los teatros del West End de Londres se dirigen a Freddie Wentworth, la veterana y excéntrica propietaria de la Temple Stage School, en busca de los mejores niños actores de su escuela para producciones de todo tipo, desde obras de Shakespeare hasta musicales y representaciones navideñas, evitando deliberadamente los trabajos más rentables, como los de la televisión o el cine. De edad y origen desconocidos, Freddie es todo un enigma. Se ha convertido a sí misma en una institución gracias a la fuerza de su carácter, y ha hecho de su escuela un símbolo nacional, a pesar de que esta lleva años cayéndose a pedazos. No obstante, los tiempos cambian rápidamente y la transformación cultural de la ciudad hace que ni siquiera la titánica Freddie se vea capaz de mantener su influencia.

Penelope Fitzgerald, de soltera Knox, nació en 1916. Fue hija del editor de Punch, Edmund Knox, y sobrina del teólogo y novelista Ronald Knox, del criptógrafo Dilly Knox y del estudioso de la Biblia Wilfred Knox.Ver menosRecibió una educación esmerada y terminó sus estudios en el prestigioso Somerville College de Oxford, igual que lo hiciera su madre, Christina Hicks. Durante la Segunda Guerra Mundial trabajó para la BBC. En 1941 se casó con Desmond Fitzgerald, con quien tuvo tres hijos. Durante unos años vivió en una casa flotante en el Támesis, experiencia que reflejaría posteriormente en su aclamada novela A la deriva (1979; Impedimenta, 2018). Autora tardía, Penelope Fitzgerald publicó su primer libro en 1975, a los cincuenta y ocho años, una biografía del pintor prerrafaelita Edward Burne-Jones. En 1977 publicó su primera novela, The Golden Child, una historia cómica de misterio ambientada en el mundo de los museos. También en 1977 vio la luz la biografía de su padre y sus tíos, The Knox Brothers. A lo largo de los siguientes cinco años publicó cuatro novelas de inspiración autobiográfica, que la consagraron como una de las figuras cruciales de la nueva narrativa inglesa, comparable a Iris Murdoch. Con La librería (1978; Impedimenta, 2010) fue finalista del Premio Booker, galardón que finalmente consiguió con su siguiente novela, A la deriva. Siguieron Voces humanas (1980; Impedimenta, 2019) y La escuela de Freddie (1982; Impedimenta, 2022). En este punto, Fitzgerald declaró que ya estaba cansada de escribir sobre su propia vida, y se decantó por la novela que desvelaba hechos y acontecimientos del pasado desde un punto de vista histórico. En 1984 publicó la biografía de la poeta Charlotte Mew, y en 1986 la novela Inocencia (Impedimenta, 2013), centrada en la historia de amor entre la hija de un aristócrata venido a menos y un médico comunista en la Italia de los años 50. En 1988 publicó El inicio de la primavera (Impedimenta, 2011), ambientada en el Moscú de 1913, y protagonizada por un pequeño impresor inglés perdido en los albores de la Revolución rusa. Siguieron La puerta de los ángeles (1990; Impedimenta, 2015) y La flor azul (1995; Impedimenta, 2014), inspirada en la vida del poeta alemán Novalis, considerada por la prensa británica la mejor novela del año y merecedora del National Book Critics Circle Award en EE. UU. Penelope Fitzgerald murió en Londres en abril del año 2000. En 2008, The Times la incluyó en su selecto listado de los cincuenta mejores escritores ingleses posteriores a 1945.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.