Jueces en la diana de ETA protagonizan ‘Mejor No Contarlo’, la primera novela de María Luisa García-Franco

REDACCIÓN.

Mejor No Contarlo, la primera novela de la periodista María Luisa García-Franco, llega hoy a las librerías, de la mano de la editorial Larrad Ediciones.

Inspirada en hechos reales, Mejor No Contarlo refleja una época de nuestra historia reciente que la autora vivió muy de cerca por su trabajo durante veinticinco años como corresponsal en el País Vasco, la mayor parte de ellos para el diario ABC.

Años en los que convivió con numerosas personas del ámbito de la política, del periodismo y de la empresa amenazadas por ETA y con un sentimiento común: “Mejor No Contarlo” ya que, de hacerlo, sabían que la respuesta más probable de sus interlocutores no iba a ser la solidaridad sino la distancia.

Un hecho que a María Luisa García-Franco le llamó especialmente la atención fue cómo en el momento de la amenaza masiva contra los jueces y la aparición de un listado de ochenta nombres en poder del comando Buruntza de ETA, esas personas estuvieran tan desprotegidas como el resto de las víctimas de la banda terrorista, a pesar de que, al amedrentar a los jueces, ETA tenía el objetivo de condicionar sus sentencias.     

Frente a esa amenaza tan grave para el Estado de Derecho, la mayoría de los jueces y fiscales que ejercían en el País Vasco no recibieron en aquel momento más que recomendaciones como variar sus itinerarios o girar la cabeza en presencia de un fotógrafo. Aunque los cuerpos policiales habían encontrado en poder de ETA evidencias de la intención de la banda terrorista de matar al menos a un juez de los que ejercían en el País Vasco, no hubo una reacción institucional para protegerles. Fue por esa falta de reacción por lo que la autora decidió novelar esta historia.

Mejor No Contarlo gira en torno a tres personajes: la jueza a la que ETA pone en la diana, el pistolero etarra que la elige como objetivo y el infiltrado en la banda terrorista que pasa información sobre las intenciones de ETA. Tres protagonistas para un thriller en el que la ficción resulta creíble y lo más inverosímil ocurrió en realidad.

Finalista del XVII Premio Fernando Lara, la primera novela de María Luisa García-Franco cuenta con un prólogo del escritor Lorenzo Silva, en el que se afirma que “no hace mucho tiempo entre nosotros se podía morir por simplemente ser lo que alguien consideraba odioso, pensar y decir lo que a alguien molestaba o desempeñar de la manera más pulcra posible un oficio honrado”.

También el expresidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Juan Luis Ibarra, reflexiona así en el epílogo de Mejor No Contarlo: “Esta es una aportación en clave simbólica y emocional —tanto o más importante que la que resulte de la investigación académica— a la configuración plural de la memoria de las víctimas. La literatura, esta novela y las que van publicándose, permitirán, a nosotros, pero, sobre todo, a nuestros nietos, explicarnos y comprender, en términos de sociedad civilizada, como pudo pasarnos lo que realmente pasó”.

Por su parte José Antonio Zarzalejos, uno de los mayores conocedores del terrorismo etarra, quien fuera director de ABC y El Correo, afirma que Mejor No Contarlo supone “una aportación, desde una ficción muy realista, a un vacío narrativo evidente”.

Precisamente Zarzalejos será el encargado, junto a la autora, de presentar oficialmente la novela el próximo día 17 de febrero, en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid (Calle Juan Bravo, 6), a las 19:15 horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.