«En palabras de Jo… Mujercitas», una particular revisión del mito y de todo lo que esconde

Por Ana Riera

En 1880, ser mujer y escritora debía ser tremendamente difícil. Sobre todo, si no acababas de encajar en los cánones de la época, como era el caso de Louisa May Alcott, la autora de la célebre novela Mujercitas. Miles y miles de niñas han leído, o visto en la gran pantalla, las aventuras de la familia March, centrada sobre todo en las cuatro hermanas. Muy pocas saben, sin embargo, que esta autora también escribió varias novelas góticas o incluso eróticas, “escabrosas” como las llamaba ella misma. Eso sí, bajo el seudónimo de A.M. Barnard. No era propio de una señorita (“No sabía que se podía ser señorita después de los 30 años”) escribir ese tipo de libros que sí en cambio podía publicar un hombre.

Ese descubrimiento, la faceta oculta de Louisa May Alcott, despertó en Lola Blasco la necesidad de revisar su pieza más conocida, un clásico de la literatura femenina y mundial. Pero de hacerlo con una visión más amplia, que abarcara toda su obra y la mujer que se escondía tras la autora. Ello la llevó a investigar, a leer otras obras suyas, como Tras la máscara o Un nuevo Mefistóteles, a hurgar en su biografía. Descubrió que había mucho más de lo que parecía, mucho que leer entre líneas.

No tardó en contagiar su entusiasmo por el proyecto a Pepa Gamboa. La directora de este montaje había oído por primera vez la historia de Mujercitas con apenas cinco años y conservaba una imagen, la de Jo leyendo un libro subida a un árbol, como un pequeño tesoro del que no quería desprenderse. Con el paso del tiempo había descubierto, además, que esa novela también había marcado positivamente a grandes escritoras de nuestra época, como Gertrude Stein, Patti Smith, Simone de Beauvoir o Joyce Carol Oates. ¿Cómo pudo marcar positivamente la vida de tantas y tan singulares mujeres? ¿Qué había de especial en esa novela y en esa autora? No pudo resistirse al reto.

De todo eso surge En palabras de Jo… Mujercitas, que, además de analizar el proceso creativo de la novela y los motivos que llevaron a Louisa May Alcott a escribirla, busca descubrir quiénes eran realmente las mujeres que pueblan sus páginas. ¿Qué dirían esas mujeres cuando no las veía nadie, a salvo en su dormitorio, cuando por fin se quitaban el corsé y, con él, los filtros que les imponía la sociedad de la época y que se autoimponían ellas mismas, unas más que otras? ¿Y qué papel desempeñaba en sus vidas la ironía, esa herramienta tan sutil y útil que nos permite decir veladamente aquello que no podemos decir libremente?

De las cuatro hermanas March, la más osada y rebelde, la menos inclinada a seguir los cánones que marcaba la encorsetada sociedad en la que le tocó vivir, es sin duda Jo, una suerte de alter ego de la autora. Tiene claro que “nadie me querrá, y es una suerte, porque en toda familia debe haber una solterona”. Le da vida una entusiasta María Pizarro, que desborda vitalidad y energía, pero que a la vez es capaz de crear un personaje lleno de ternura y humanidad.

La mayor, que se llama Meg, es interpretada con gracia y acierto por Andrea Trepat. Meg se encuentra en las antípodas de Jo. De hecho, ejemplifica a la perfección la idea de que “(…) en Norteamérica, las muchachas firman primero su declaración de independencia y disfrutan de la libertad con republicano entusiasmo, pero, cuando se casan, abdican en favor de su primer vástago”. Todos sus sueños juveniles quedan truncados desde el mismo instante en que decide apostar por el amor. Lo da todo por ese sentimiento y acaba descubriendo que, en realidad, “la libertad es el mejor marido”, aunque para cuando lo descubre ya es demasiado tarde para ella.

Beth es todo inocencia y candor, una especie de ángel benefactor al que la crueldad de la vida acaba pasándole factura. La encargada de ponerse en su piel es Carolina Rubio, que está fantástica, tanto cuando muestra a esa chica naif y confiada, dispuesta a hacer el bien y a sentirse agradecida por todo (“somos muy felices, pero qué felices somos”), como cuando cae en una especie de pozo oscuro empujada por la enfermedad y por la culpabilidad.

La benjamina de la troupe es Amy. Paula Muñoz borda el personaje. Es la más mimada y consentida, y se convierte en una joven materialista y egoísta que, a pesar de su condición de mujer, o tal vez justo por eso, tiene claras sus prioridades (“yo me casaré con un hombre rico”).

Completan el elenco la siempre camaleónica Clara Sanchis, en el papel de Marmée, y la fabulosa Maite Sandoval, en el papel de Tía March.

El fantástico trabajo actoral se complementa con una cuidada escenografía, que corre a cargo de Antonio Marín, colaborador habitual de Pepa Gamboa, y que consigue, con unos pocos elementos, crear ambientes acogedores y cálidos que nos transportan a la época y a las distintas situaciones.

Tras pasar casi dos horas con estos personajes, saltando de una situación cotidiana en la vida de la familia March a algún episodio de la vida de la autora y de nuevo a una situación cotidiana de la familia, vamos descubriendo quiénes eran las mujeres que se esconden tras ellos. A pesar de la severa censura que sufrió la obra, llegamos a intuir lo que suponía ser mujer y escritora a finales del siglo XIX. Y entendemos que, con su valentía, con su hacer silencioso, apenas perceptible, estas mujeres, tanto la autora como sus protagonistas, hicieron también su pequeña revolución. Porque quizás ni la una ni las otras eran felices, pero todas ellas tenían claro que aspiraban a serlo.

De Lola Blasco
(a partir de Mujercitas de Louisa May Alcott)
Dirección: Pepa Gamboa

Intérpretes: Paula Muñoz, María Pizarro, Carolina Rubio, Clara Sanchis, Maite Sandoval, Andrea Trepat

Dirección Pepa Gamboa
Diseño de espacio escénico Antonio Marín
Diseño de iluminación Juanjo Llorens (A.A.I.)
Diseño de vestuario Guadalupe Valero
Composición música original Luis Miguel Cobo
Ayte. de dirección y movimiento escénico María Cabeza de Vaca

Una producción del Teatro Español

TEATRO ESPAÑOL. SALA PRINCIPAL. DEL 15 DE OCTUBRE AL 8 DE NOVIEMBRE 2020

_______________________________

También en CULTURAMAS

Efemérides literaria: nace Louisa May Alcott

_____________________________________________________________

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.