El “Desvio” de Ana Pessoa y Bernardo Carvalho

Portada del cómic Desvio

Una obra realista donde los autores se adentran en el mundo emocional adolescente.

 

El realismo llevado al cómic no es un elemento tan habitual como las historias de superhéroes, las de ficción psicológica o las de terror. Por esta razón hemos creído que sería interesante hacer un pequeño viaje al país vecino para hablar de una obra que tiene gran interés. Estamos hablando de Desvío, una novela gráfica publicada en portugués durante este año 2020 y que muestra la gran calidad que podemos encontrar en la “banda desenhada” lusa.

Aproximarse a nuestro día a día y no convertir el intento en algo tedioso es todo un logro. Pessoa y Carvalho logran justo lo contrario. Nos introducen en la mente del protagonista e incluso logran que lleguemos a identificarnos con él y recordemos nuestra propia adolescencia.

Miguel, el protagonista, tiene la casa para él solo durante unos días de verano. Todo su círculo cercano le ha dejado un espacio vital de un modo un tanto inesperado y agradable. Precisamente, así parece sentirlo él. Sus padres y sus amigos no están. Su chica y él se han dado un poco de tiempo y algo de espacio. Solo le queda la calma, la tranquilidad de un mundo sin interferencias. Puede centrarse en sus sensaciones, en sus pensamientos, en su vida.

La historia, con el objetivo de adentrarnos en el pensamiento adolescente, utiliza el recurso del monólogo interno. A través de este recurso podemos ir comprendiendo las dudas del protagonista en sus relaciones. Aquí está la brillantez de la obra. La sencillez de lo cotidiano conectada con la profundidad de nuestro mundo interior. De hecho, la narración nos muestra las inseguridades de todos nosotros a través del propio Miguel y de las imágenes, un tanto introspectivas, en las que no hay diálogo. Esos silencios narrativos tienen cierto aire fílmico y están tan bien medidos que aportan gran credibilidad al trabajo.

La novela gráfica está pensada para el público adolescente, pero va más allá de ellos. Tiene un carácter expositivo y una ventana a la historia de cualquier persona y de la sociedad actual. En este sentido, la obra podríamos decir que es descriptiva y concisa en su planteamiento. Evita moralismos, romanticismos o, incluso, un discurso crítico. Recuerda a las obras del realismo literario europeo del siglo XIX.

Carvalho hace una ilustración acorde con la narración escrita. El dibujante, fiel a su estilo, muestra unas viñetas más coloristas que en otras ocasiones, pero mantiene sus líneas sencillas características. Su enfoque artístico dialoga adecuadamente con la intención de la obra, aportando una sensación juvenil al trabajo.

Pessoa y Carvalho han trabajado juntos en otras ocasiones anteriores. En 2012 publicaron en la editorial Planeta Tangerina la obra O caderno vermelho da rapariga carateca que cosechó éxito de público y ha alcanzado la cuarta reimpresión. También podemos destacar la obra Mary John, publicada en 2016 en la misma editorial, con un enfoque híbrido entre la narración y el cómic.

Ambos autores son un ejemplo paradigmático de la calidad del cómic luso. Pessoa ha conseguido el Premio Literario María Rosa Colaço 2018 y el Premio Branquinho da Fonseca 2011. Por su parte Bernardo Carvalho es uno de los fundadores de la editorial Planeta Tangerina y ha recibido el Premio Nacional de Ilustración en 2009 y es reconocido internacionalmente.

 

FICHA TÉCNICA

Editorial Planeta Tangerina

200 páginas / 165 x 230 mm

ISBN: 9789898145970 / PVP: 18,90€

Idioma: portugués.

1.ª Edición: junio 2020

Escrito por Juan R. Coca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.