“Matilda, el Musical” aborda temas delicados con emoción, humor y rebeldía.

Por: Elizabeth Salvatierra.

“Ocurre una cosa graciosa con las madres y los padres.  Aunque su hijo sea el ser más repugnante que uno pueda imaginarse, creen que es maravilloso”, con esta frase irónica pero llena de realismo caótico parental, empieza el mundo reflexivo de la historia de Matilda, una historia ambientada en Londres y escrita hace más de 30 años por Roald Dahl, pero los temas que aborda continúan tan actuales, que quienes viven y reposan en el limbo de un amor filial e irrefrenable, tal vez les cueste admitir que la otra parte, a la que pertenece nuestra protagonista, sigua existiendo.

La historia de Matilda Wormwood, lleva consigo grandes descargas de energía, emoción y humor, “Matilda” ha sabido ocupar un lugar tanto en la literatura como en el séptimo arte; además de las singulares versiones musicales que se han realizado hasta la fecha, innumerables premios avalan la puesta en escena que llega a Madrid, como una de las máximas apuestas de la compañía Som Produce, bajo la adaptación y dirección de David Serrano y la producción de Juan Rivero, Matilda, el Musical promete traer a nuestro presente, la historia de una niña inteligente, perspicaz y apasionada de la lectura, a quien la falta de amor de sus padres y otras situaciones que abordan temas tan delicados, como el suicidio, el abandono y el engaño, le hacen reforzarse a sí misma en sus propios valores e ideales, apostando por la verdad, el esfuerzo y por supuesto, la rebeldía, ayudada de sus poderes sobrenaturales.

Matilda, el Musical, ha contado con más de 600 niños aspirantes, y los seleccionados han tenido dos años de formación en canto, baile e interpretación, la compañía afirma que los niños más talentosos de España conforman el actual elenco, siete “Matildas” se turnarán el escenario en cada presentación:  Julia Awad, Daniela Berezo, Valentina Cachimbo, Laura Centella, Julieta Cruz, Otilia M. Domínguez y Rocío Zarraut, darán vida a la protagonista que tiene el texto más extenso del guion, con letras adaptadas que refuerzan la personalidad tan peculiar de un personaje infantil que podría a ratos asemejarse a cualquier adulto.  Alrededor de Matilda, giran las caracterizaciones de los actores Oriol Burés en el papel de la directoraTrunchbull, Allende Blanco como la profesora Honey, Mary Capel y Héctor Carballo como los señores Wormwood.

No hay edad para el público, el pre-estreno el pasado 21 de septiembre en el Nuevo Teatro Nuevo Alcalá, consiguió llenar las butacas para un musical tan esperado, la energía de los actores 50% adultos, 50% niños, la sincronización de los bailes sin nada que envidiar a Broadway, la interacción con el público, y los momentos de respiración coreográfica perfectamente coordinados con los objetos movibles que componen la escenografía, a cargo del diseñador Ricardo Sánchez Cuerda, tomando como referencia más cercana el material utilizado en el musical de Londres.  Todo en su conjunto, indica que Matilda el Musical pisa fuerte dentro de la programación para este otoño en la cartelera madrileña, es preferible sentarse en la butaca del teatro durante las dos horas y media que dura el espectáculo en riguroso directo, antes del estreno de la versión televisiva para Netflix que se anuncia en diciembre.

Matilda el Musical.  En Teatro Nuevo Alcalá de Madrid.  A partir del 24 de Septiembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.