Nueva versión de Usted tiene ojos de mujer fatal, de Jardiel Poncela y Ramón Paso

Horacio Otheguy Riveira.

Desde su estreno en 2017, esta versión de la Compañía PasoAzorín Teatro ha dado muchas vueltas, representada con gran éxito en diversos teatros y luego muy solicitada por diversos productores, tras la pandemia se decidió aparcarla y ocuparse de otras creaciones, de autoría propia de Ramón Paso o con versiones propias de autores varios. Lo cierto es que aquí y ahora, en días alternos con otra versión excelente (Sueños de un seductor) reaparece con novedades en el reparto y ajustes de puesta en escena. El resultado no puede ser mejor.

Enrique Jardiel Poncela (Madrid, 1901-1952) escribió cuatro novelas, más de ochenta obras de teatro y cientos de artículos y cuentos.

Usted tiene ojos de mujer fatal… en la radio, suma al original de Jardiel Poncela (estrenado en 1933), el talento de su bisnieto, Ramón Paso, que se salta los años de preguerra para trasladar la acción a un estudio de radio en la posguerra de 1941. Para lo cual se ha creado un complejo mecanismo con asombrosa armonía entre géneros diversos: alta comedia; comedia cómica popular con toque de sainete; humor grotesco por donde se filtran varios saetazos de humor negro, semblanza política… y un encantador melodrama romántico, todo ello para una parodia del donjuanismo clásico sumergida en un contexto histórico que une el disparate con la tragedia social.

Semejante estructura obtiene ejemplar dinámica gracias a una espléndida dirección unificadora, apoyada en un reparto de estilos diferentes que conjugan admirable equilibrio, pues cuando en la segunda parte todos los géneros se cruzan como sobre una gran avenida llena de tráfico, nada se torna confuso, el amor es amor-amor y la comedia un desternillante juego de constantes sorpresas aportadas por cada uno de los dos autores, pero unificadas por un Ramón Paso que entusiasma dominando semejante estilo como si se tratara de un brillante musical, con todos los movimientos de los actores perfectamente coreografiados.

Y algo más cuya revelación escénica es muy sólida en el campo de la ficción, pero cuyo significado último tiene elementos biográficos de Jardiel Poncela: sus conflictos con la censura en la posguerra española, su gran frustración por su paso en Hispanoamérica, y un gran amor perdido que regresa y con el que no sabe bien qué hacer, cómo hacer para devolverlo a la vida, a su propia existencia.

La admiración de Ramón por la trayectoria del bisabuelo que no conoció se traduce en una experiencia escénica de gran interés en manos de un reparto muy consolidado que cuenta con Sergio Otegui en el doble papel de Jardiel y el actor que, en la radio, se ve obligado a interpretar al personaje, al donjuan que enloquece a las mujeres, toda vez que les dice: Usted tiene ojos de mujer fatal…

En la misma línea de sobriedad testimonial y radiofónica años 40, destaca Inés Kerzan, y frente a ellos, la comicidad exuberante de Ana Azorín como la limpiadora que no se corta un pelo y la amante abandonada que disfruta sufriendo en llanto perpetuo.

Por su parte, Juan Carlos Talavera desespera como director del programa lleno de dificultades, y divierte como un impecable mayordomo inglés a la española (perfecta recreación del criado del Don Giovanni de Mozart).

Juan Carlos Talavera como el flemático mayordomo del donjuan de la comedia. Aquí junto a Ana Azorín, en el papel de la asistenta metomentodo que debuta como actriz interpretando a una marquesa histéricamente enamorada.

 

Les acompañan Jordi Millán y Ángela Peirat en una vuelta de tuerca desternillante del último tramo…

Feliz idea la del Reina Victoria de recuperar a uno de los mayores comediógrafos de la historia del teatro español en una versión respetuosa y a la vez audaz de un hombre de teatro de hoy.

 

A la hora de versionar a mi bisabuelo, en una suerte de colaboración póstuma, elegí esta pieza porque contiene las virtudes inherentes a Jardiel: comicidad salvajemente moderna, inteligencia vitriólicamente sugestiva y amor. Jardiel fue un romántico y, como todos los románticos, transitó del ardor pasional al cinismo descarnado con la soltura de una bailarina rusa. (Ramón Paso)

 

 

Con: Jordi Millán, Inés Kerzan, Juan Carlos Talavera, Ana Azorín, Sergio Otegui, Ángela Peirat

Autor: Enrique Jardiel Poncela y Ramón Paso
Dirección: Ramón Paso

Una producción de Paso Azorín Teatro

VARIAS FECHAS EN EL TEATRO REINA VICTORIA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.