‘Dibujantes de Huellas’, emigrar siempre deja estampa

MARÍA ÁNGELES SAAVEDRA.

En tiempos difíciles como los de ahora es urgente que exista un buen periodismo. En estos tiempos donde hasta los propios periodistas sienten desaliento para poder hacer un buen ejercicio de su profesión.

Diana Moreno, la escritora e ilustradora de su primer libro ‘Dibujantes de Huellas’, fruto de una campaña exitosa de Crowdfunding con la editoral Libroscom, ha creado un cómic que refleja lo que pocos han podido hacer: un libro fruto de varios años de trabajo acerca de la realidad de los migrantes en Europa, producto de mucha investigación, trabajo de campo como periodista, reflexión, aprendizaje y sufrimiento.

‘Dibujantes de Huellas’ se divide en 3 partes: en la primera Diana narra su experiencia más personal cuando emigró a Brighton (Inglaterra) tras haber acabado la carrera y las situaciones que tuvo que experimentar trabajando en un supermercado, las personas que conoció ahí y todo el mundo que se le abrió al ver la precariedad laboral que ofrecían en ocasiones hacia las personas migrantes. Esta primera parte es la más personal de la propia autora.

La segunda parte está basada en el viaje que realizó, años después, hacia la Atenas de la crisis de los refugiados que tuvo lugar en 2015 y cuenta las situaciones tan terribles en la que los propios migrantes viven debido a sus necesidades básicas y las personas que se aprovechan de su situación de necesidad.

La tercera parte habla de la situación que se ha desencadenado desde la pandemia del Covid19 que ha asolado Madrid y el resto del mundo en general, la cual también ha afectado a la visión que los propios españoles tienen acerca de la inmigración.

Desde una perspectiva puramente periodística, Diana Moreno nos ofrece un promenorizado libro fruto de un gran esfuerzo y trabajo, donde ha querido reflejar su visión y experiencia acerca de todo lo que engloba la vida de un migrante. No entendiendo sólo por ello las personas que se ven obligadas a abandonar su país sino también la de los propios españoles que deciden salir fuera en busca de un sueño mejor, pero sobre todo en este libro se ve el gran afecto que Diana tiene hacia los migrantes refugiados, como aquellos que conoció en Atenas, que sin duda cambiaron su vida para siempre.

Un cómic periodístico como pocos, un producto del periodismo que hace falta, que es necesario, una llamada a la reflexión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.