‘Todos somos Leopold Bloom’, de Eduardo Lago

EDUARDO SUÁREZ FERNÁNDEZ-MIRANDA.

James Joyce pedía al lector de Ulises que dedicara su vida entera a leer su libro. Pero al mismo tiempo, le asaltaba la duda de si esos mismos lectores tendrían la suficiente paciencia para hacerlo. Conocida es la complejidad de un libro extenso y lleno de claves internas, para el que su mejor lector, únicamente, sería el propio Joyce.

Con ocasión de la celebración del centenario de Ulysses, la editorial «Galaxia Gutenberg» ha publicado el libro Todos somos Leopold Bloom. Razones para (no) leer el Ulises, de Eduardo Lago. El escritor madrileño, autor de las novelas Llámame Brooklyn o Siempre supe que volvería a verte, Aurora Lee, ha sentido auténtica devoción por la obra de James Joyce desde que leyó Ulises en su adolescencia. Junto a Enrique Vila-Matas o Antonio Soler, entre otros escritores, creó la Orden del Finnegans –toma su nombre de un pub de Dalkey, ciudad irlandesa cercana a Dublín-, una sociedad nacida “entre el humor y la solemnidad y entre la más rigurosa disciplina y el espíritu más lúdico cuyo único ánimo era la veneración” del Ulises de Joyce, y que se reunían cada 16 de junio para celebrar el Bloomsday.

Todos somos Leopold Bloom. Razones para (no) leer el Ulises tiene su origen en las continuas peticiones que recibió Eduardo Lago para reproducir dos textos fundamentales para comprender la obra de James Joyce: Todos somos Leopold Bloom, una conferencia dictada en las Bibliotecas Nacionales de Madrid y Buenos Aires en 2015, y El íncubo de lo imposible, un ensayo que se había publicado en 2001 en Revista de Libros, donde el autor “comparaba las tres traducciones al español de la novela de Joyce entonces existentes; el ensayo obtuvo el premio Bartolomé March al mejor artículo de crítica literaria de ese año.

El libro de Eduardo Lago es una guía para adentrarse en uno de los libros más difíciles jamás escritos. Con un lenguaje claro y conciso, no exento de amenidad, nos va introduciendo en cada uno de los capítulos de Ulises, uno de esos libros en los que “cabe la totalidad de la experiencia humana, libros cuya lectura nos explica lo que somos, libros en los que caben todos los libros, el resto de los libros, los que están escritos y los que están por escribir. (…) El Ulises es como un gigantesco inventario de recursos que su autor pone a disposición de quienes formamos parte de su gremio”.

La obra del genio irlandés tuvo sus fieles seguidores, pero también encontró en su camino, feroces detractores que llegaron a quemar ejemplares de su novela. Ezra Pound o T.S. Eliot pusieron todo de su parte para que la novela viera la luz. Éste último se refería al Ulises de Joyce como un libro “con el que todos estamos en deuda, y del que ninguno de nosotros puede escapar”.

Y para que ninguno de nosotros pueda escapar de su lectura, Todos somos Leopold Bloom. Razones para (no) leer el Ulises,  nos facilita la entrada a su fascinante universo y, de esta forma, recibir una de las “mayores recompensas estéticas e intelectuales que puede tener jamás quien de verdad ame la literatura”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.