Sin el noveno arte no se puede comprender totalmente la cultura

Portada del libro

Julio A. Gracia Lana (que fue entrevistado hace tiempo en Culturamas) ha publicado, recientemente, El cómic español de la democracia. Un interesante libro sobre la historia actual del cómic en España. La obra del profesor Gracia centra su interés en las revistas de historietas para, desde ahí, profundizar en el cómic. Estas revistas, pese a su desaparición, lograron dejar una impronta enorme en la cultura española.

El trasunto del cómic también nos muestra la transformación del sector. Del cómic quiosquero, hemos pasado al cómic en formato libro e, incluso, a tomos recopilatorios que superan las mil páginas. Seguramente si le preguntáramos, en los inicios de la democracia, a uno de los lectores de cómic si les interesaría una obra en el formato actual, posiblemente le parecería inconcebible.

Ahora bien, aquello jóvenes lectores de historietas, son las personas de mediana edad que compran esos nuevos formatos. Por otro lado, Julio Gracia también se ocupa de analizar las razones de la caída de aquellas revistas comiqueras. Algunas de las razones principales están vinculadas al incremento de los precios y a los procesos de globalización. En este sentido, paulatinamente entraron en el mercado español los cómics estadounidenses con su marketing y su atractivo comercial.

Ante esta realidad, los autores tuvieron que reconvertirse y plantear historias diferentes. En este sentido, la obra toma el ejemplo de varios autores icónicos entre los que destaca Miguelanxo Prado. Este reputado creador comenzó participando en revistas. En ellas el planteamiento de la narración es diferente, las historias son más cortas y directas. En la actualidad, este gran autor ha seguido la línea actual y publica obras mucho más largas y profundas.

En el mundo actual parece que hay poco espacio para estas historietas pequeñas. Las revistas generalistas no suelen acceder a publicar este tipo de cómics breves. Me viene a la cabeza la revista Tempos Novos que publica, en gallego, el cómic titulado Laureano, como una de las saludables excepciones a esta norma. Por lo tanto, parece que solamente existe la opción de estas obras que, en ocasiones, como también se muestra en este libro se asemejan a los libros ilustrados.

El mundo del cómic es plural y diverso. En la actualidad se entremezcla con la pintura, con el cine, con los videojuegos, etc. Julio Gracia logra hace un recorrido sugerente y bien escrito en esta obra repleta de información. Un gran trabajo que interesará a todos aquellos ansiosos por conocer la historia de este mundillo.

 

Por Juan R. Coca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.