Son formidables y están de paso por Madrid: Anna Moliner y Joan Negrié en «You say tomato»

Por Horacio Otheguy Riveira

Vamos hacia nuestras butacas como intrusos en casa ajena: el escenario es un caos con los dos intérpretes intentando poner orden. Nos ignoran por completo. Van a lo suyo, que no es poco: les queda un rato para montar su función en el teatro de un pueblo en fiestas. Lo que ha empezado mal, con plantón de media hora hasta que les vinieron a abrir, puede terminar peor.

Llevan muchos años juntos, pareja artística y sentimental, y esta actuación les sirve en bandeja —no de plata, precisamente— la posibilidad de pelearse, enfrentándose por nimiedades, discutiendo por bobadas que nos causan gracia, hasta que lo ridículo adquiere tintes dramáticos de duras autocríticas y solitarios monólogos en los que cada uno tiene su dosis de insatisfacción.

Todo sucede mientras el caótico escenario va adquiriendo orden con Noelia y Santi en ropa interior, medio vestidos, vestidos por completo, maquillada ella, «espolvoreado» él, cada uno en tensión o abiertamente desahogado exhibiendo partes de sí mismos en la cólera, la tristeza, la desolación de quien vive en pareja, confiado en estar enamorado, y a la vez muy solo…

Variedad de registros con diálogos que llevan el ritmo preciso, matemático, como si se tratara de una partitura o coreografía que imponen los excelentes intérpretes de los que es imposible no quedar prendados. Tienen a completo servicio el arte de la comedia, ya que destacan en la diversión como en los distintos grados de tensión dramática, resultado de un trabajo minucioso, propio de la «naturalidad» que aplaudimos en el teatro: un fluir de sensaciones y movimientos físicos que parecen recién llegados del planeta del Vive como quieras.

Los personajes se preparan para ofrecer, una vez más su show: canciones del popular romántico. No están en un buen momento artístico ni económico, y este bolo pueblerino no pinta muy bien, mal pagado y quién sabe si con público suficiente. Ellos, que aspiraban a tanto, van goteando sus frustraciones como cualquier hijo de vecino, así que desenfundan sus propias armas para no desfallecer por completo. Cantan y bailan, y cuando al fin llega el momento de darlo todo, las formidables actuaciones que disfrutamos a su lado dan un salto mayúsculo con muy poco. Crean su propio Chorus Line solo para dos.

Tras la agonía de una vida que se escapa como agua entre las manos, Santi y Noelia cantan y bailan de maravilla, arrancando con el You Say Tomato, juego musical muy divertido que estrenaron Louis Armstrong y Ella Fitzgerald allá lejos y hace tiempo. Llegado el momento, Anna Moliner y Joan Negrié demuestran que pueden con ello, y más todavía. Y lo hacen asombrándonos con sus voces y bailes, pero más aún con la firme apuesta por establecer amor y pasión en el trabajo que toca hacer… aunque no esté a la altura de sus sueños. Y en ese esfuerzo, «naturalmente» descubren que la vida continúa entregando alegría a espectadores que sonríen, lagrimean y aplauden con entusiasmo.

You say tomato es una función estupenda que nos permite conocer a dos espléndidos comediantes que ojalá tengan ocasión de volver por Madrid, desde su Cataluña natal y profesional.

Autoría: Joan Yago
Dirección: Joan Maria Segura Bernadas
Elenco: Anna Moliner y Joan Negrié

Dirección de Producción: Oriol Grau
Producción Ejecutiva: Joan Negrié
Iluminación: Marc Salicrú
Escenografía: Albert Pascual
Diseño de Sonido: Xavier Mestres
Vestuario: Paloma Arza
Coreografías: Joan María Segura
Asesoramiento caracterización: Angels Salinas
Comunicación y prensa: Mariona Garcia y Anna Fernández
Diseño gráfico y fotografías: Jordi Egea
Gerencia: Yolanda Rovira
Responsable técnico: Ramón Beneito
Distribución: Iñaki Diez

EN EL TEATRO DEL BARRIO. 6-17 julio. Miércoles a sábado.19:30h. Domingos.18h

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.