Una revisión de la historia del mago supremo más extraño.

Portada de Yo soy Doctor Extraño

El Doctor Extraño es un personaje interesante que se ha ido transformando, notablemente, con el paso del tiempo. Si pienso en otros superhéroes icónicos, tales como Spiderman, Batman, Superman o Thor, no tengo la misma sensación de evolución. De hecho, parece que este tipo de personajes tiene dos vertientes principales: la de estabilización (habitual en DC) y la de diversificación (propia de Marvel). Esto último, precisamente, lo encontramos en el personaje marvelita por excelencia: Spiderman. La editorial, para poder responder a los cambios y a la evolución social, ha optado por introducir otras versiones del personaje. Algo semejante a lo que DC hace con Flash. En cambio, otros personajes son más estables y lo que se altera es el entorno donde suceden las historias de este personaje. Como ya dijimos, Batman es un buen ejemplo de esto, al igual que sucede con el Capitán América en Marvel.

El Dr. Extraño, en cambio, presenta cierto carácter híbrido. Por un lado, se va cambiando su entorno, se introducen nuevos personajes, etc. A su vez, el propio personaje va viendo alterado su carácter, su apariencia, etc. De hecho, este personaje ha pasado de ser un elegante médico con aire aristocrático, a ser un hombre con aire juvenil y más urbano, llegando incluso a parecer un adulto repleto de problemas internos. Posiblemente alguna de nuestras lectoras estará pensando que esto también lo podemos encontrar en otros personajes. No digo que no. Lo que pretendo afirmar es que esto es realmente notorio en el devenir del Dr. Extraño.

Por todo esto una obra recopilatoria como Yo soy Doctor Extraño (Panini) es una verdadera alegría para las personas interesadas en este personaje que deseen comprender, mejor, su evolución. Por desgracia, y debido a los gustos actuales, las historias son más largas y eso evita que en una compilación como esta podamos disfrutar de las obras actuales completas. No obstante, sí podemos leer historias cerradas más antiguas.

Página interior de la obra

En esta compilación nos encontraremos con las primeras versiones del Dr. Extraño a cargo de Stan Lee, para pasar a uno de los momentos históricos icónicos del personaje. Hablamos de la época firmada por Steve Englehart. Además, entre otros trabajos, podremos paladear el primer capítulo de una obra esencial de este personaje: El juramento. Supongo que no hace falta recordar que El juramento fue desarrollada, magistralmente, por Brian K. Vaughan y Marcos Martín. Además, pasaremos de puntillas por la obra de Jason Aaron (uno de los guionistas más interesantes de los EEUU actuales) para terminar con la historia titulada “Condenación” firmada por Nick Spencer y Donny Cates.

Me ha “extrañado” que no se publicara nada de la reconocida Doctor Extraño y los hechiceros supremos. Una obra sobre la que ya hablamos en Culturamas y que resulta francamente divertida y sugerente. Sin embargo, podemos disfrutar de las capacidades artísticas de Rod Reis en la historia “Condenación”. También es destacable el dibujo de Marco Rudy en “Auto-cirugía”. Sin ninguna duda, las historias del Dr. Extraño son un enorme reto para los narradores visuales. Lograr hacer un trabajo creíble es realmente complicado, teniendo en cuenta que este personaje siempre se mueve entre mundos mágicos, mentales, de sueños, etc. Todos estos aspectos, detalles y matices, los encontraremos en esta interesante compilación.

 

Por Juan R. Coca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.