Abuela de arriba y abuela de abajo

Por Àngels S. Amorós

Tomie de Paola (texto e ilustraciones de 1973) y Isabel Cano (traducción del inglés). Abuela de arriba y abuela de abajo. Pontevedra: Kalandraka (Libros para soñar), 2022. 32 pp. A partir de los 7 años.

– ¿Volverá alguna vez? -preguntó.
– No, cariño. Pero, cada vez que te acuerdes de ella, ella estará contigo.
Desde entonces, Tomi llamó a la abuela de abajo simplemente abuela.
A muchos lectores les resultará familiar el nombre de Tomie de Paola porque es el mismo autor de Oliver Button es un nena, una obra corta y de lenguaje sencillo que cuenta cómo un niño que ama bailar se enfrenta a la incomprensión y a la intolerancia de sus compañeros para seguir su sueño. En esta ocasión, el autor explora temas como la muerte, la relación con familiares de diferentes generaciones y la vida familiar desde la perspectiva de un niño llamado Tomi.
Tomi, el protagonista, recuerda que cuando era pequeño tenía dos abuelas y llamaba abuela de arriba a su bisabuela que pasaba el tiempo en cama debido a su edad y la abuela de abajo era la abuela que se ocupaba de su madre bajo la atenta mirada del niño que lo naturalizaba todo a través del juego y gracias a la complicidad de su abuela. Finalmente, un día la abuela de arriba fallece y a pesar del dolor y de las lágrimas el recuerdo es la herramienta mediante la cual el pequeño logra superar la situación que más tarde se repetirá con la otra abuela.
De una forma sencilla, emotiva y llena de complicidades, Tomie DePaola nos confía parte de su historia, ya que dedica el libro a sus dos abuelas y nos confía que su bisabuela era su mejora amiga cuando tenía cuatro años. En un principio, el libro se editó en la década de los años 70 combinando el color ocre con el rosa y el negro. En la actualidad, predomina el rosa -que encaja con el tono melancólico y emotivo de la historia- junto con otros muchos colores.
La editorial Kalandraka realiza una labor muy encomiable al reeditar clásicos contemporáneos de gran valor literario y humano que se caracterizan por tratar temas que todavía muchos se resisten a admitir que no son apropiados para lectores infantiles y que Abuela de arriba y abuela de abajo demuestra que es posible.
Según la nota editorial, el libro:
A pesar de que fue escrito y publicado a inicios de la década de los 70 del siglo XX conserva la misma fuerza e intensidad que en el momento en el que vio la luz, un clásico imperecedero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.