Ander Mayora publica De la vida exterior, su nuevo libro de aforismos

Redacción.- Tras los libros de aforismos La clemencia del tiempo y El páramo, y los poemarios Año adentro y Llamado a la ceniza, el escritor vasco Ander Mayora (Éibar, Guipúzcoa, 1978) publica un singular libro en el cual especula con los distintos niveles de la exterioridad planetaria, indagando así en la naturaleza decadente de una sociedad cuya vocación depredadora no excluya la perspectiva, a su vez, de verse devorado por un eventual visitante extraterrestre. Es la consecuencia de una espiral civilizatoria que engulle materia y espíritu para escupir detritus y consignas. Con lúcida amargura, Mayora vaticina que, a diferencia del dictum heideggeriano según el cual sólo un dios podría salvarnos, a la humanidad del siglo XXI ni siquiera la versión más edulcorada del alienígena  E.T. sería capaz de apartarle del desastre. A continuación, reproducimos sus primeras páginas.

¿Quién es el hombre? La criatura que mira al cielo.

*

Basta observar la propagación depredadora del Hombre sobre la Tierra, para entender que las motivaciones de la vida inteligente no distan demasiado de la de los seres salvajes.

*

Son las necesidades del Humano las que le han impelido a dar pasos en busca de la fuente, del animal, de la madriguera en la que protegerse de las inclemencias de la vida y de la muerte. La Curiosidad, tan alabada, ha servido tan solo de instrumento a la Necesidad.

*

Nuestra exploración del Universo puede haber respondido aparentemente y en un principio a la Curiosidad, pero no tardará, si todo sigue su ritmo normal, en entrar en la fase verdadera de la Necesidad.

*
Cuando nuestras sondas interestelares alcancen algún ansiado y lejano mundo, no quedará nadie en el origen. “La Tierra empezó sin el Hombre y terminará sin él”. El aserto de Lévi-Strauss será una realidad para aquellos que alcancen ciertos confines…

*
Tan milagroso es un árbol como la inteligencia, pero esto no nos impide talarlo.

*
A veces, pareciera que miramos a las estrellas para hallar la vida inteligente que no encontramos en ninguna parte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.