Más allá de la lengua: la importancia de la localización en el sector cultural

 

El lenguaje es mucho más que la terminología que lo integra. Traducir un texto no es solamente iniciar una transición desde un idioma de origen hasta una lengua de destino. También es entender todo el significado cultural que rodea al lenguaje en cuestión, con el objetivo de ubicarlo en un contexto que es necesario tener en cuenta. En traducción, el término de localización hace referencia precisamente a este fenómeno.

Entender la traducción y la localización, y su aplicación en el sector cultural, es fundamental para poder lograr establecer un marco normativo adecuado en función del escenario en el que nos encontramos. En este artículo te contamos cómo la localización tiene una influencia directa en el momento de llevar a cabo la traducción de cualquier texto, con independencia de su temática.

Localización en traducción, ¿a qué se hace referencia por medio de este concepto?

Mediante el concepto de localización imprimimos la importancia necesaria sobre el entendimiento de todos los aspectos culturales que se encuentran en un país y que se deben tener en cuenta cuando se lleva a cabo el trabajo sobre la traducción de un texto. En definitiva, se trata de realizar las adaptaciones, en base a las diferentes acepciones, sobre el resultado final para que el resultado sea el mismo que si se hubiera escrito de manera nativa en el idioma en cuestión.

Por tanto, no se trata solamente de traducir. Sino de comprender cuáles son los elementos culturales que rigen el funcionamiento de las diferentes sociedades que debemos conocer con el objetivo de poder realizar un buen trabajo de traducción y localización. Cuando nos referimos al ámbito cultural, entender el alcance del término de la localización es todavía más importante. Puesto que el objetivo no es solamente el de describir un aspecto funcional o técnico. Sino que se trata de poder trasladar las fórmulas que sean necesarias para comprender una historia y, lo que todavía es más importante, un contexto.

¿Por qué la localización es tan relevante en el sector cultural?

El sector cultural es uno de los más importantes cuando hacemos referencia al concepto de localización y de traducción. Cualquier formato cultural requiere unas especificidades muy diferentes a las vertientes más técnicas del idioma, como puede ser un manual de instrucciones o cualquier otra manifestación de similares características. El traductor que se encarga de trabajar sobre el guión de una película o una novela tiene como objetivo realizar un trabajo que replique la misma esencia que si se hubiera escrito en el idioma original. Es necesario comprender todos los elementos que rodean al idioma: tradiciones, expresiones, referencias… Múltiples ingredientes que imprimen un extra de complejidad a cada tarea llevada a cabo en esta materia.

Además de los guiones de películas o de las novelas y las televisiones, existen otros muchos escenarios que nos obligan a tener que entender una gran cantidad de elementos que nos van a permitir poder realizar un trabajo con el resultado esperado. Este es el caso de, por ejemplo, los museos o los centros de arte. En ambos casos tenemos un espacio muy limitado en el que debemos ofrecer una gran cantidad de información a todos nuestros visitantes. Pero, para poder ser fieles a las explicaciones originales, debemos tener en cuenta el contexto al que estamos haciendo referencia.

Únicamente a través del contexto especializado y del conocimiento especializado de todos los ingredientes que no solo componen el idioma, sino la sociedad en general vamos a poder realizar un trabajo óptimo y adecuado en función de las necesidades existentes.

¿Cómo debemos trabajar el concepto de localización para obtener el mejor resultado?

Una vez hemos tenido la importancia y la determinación de este concepto una vez se aplica a la traducción y, a posteriori, al ámbito cultural, es importante comenzar a explorar cuáles son las opciones con las que contamos para poder ejecutar este tipo de trabajos con solvencia.

Más allá de los traductores que únicamente dominan varios idiomas para poder realizar su trabajo, es necesario confiar en los servicios que nos ofrecen las entidades especializadas para poder poner a nuestro servicio a traductores que no solo conocen a la perfección el idioma en cuestión. Sino que, además, también entienden el contexto y lo tienen en cuenta para su posterior aplicación. Esta es la única vía que podemos encontrar para exprimir a fondo todas las posibilidades existentes en esta área.

Como hemos podido comprobar, entender el contexto es básico para poder llevar a cabo cualquier servicio de traducción. Gracias a la amplia variedad de opciones que nos propone cualquier idioma, es necesario trabajar cada palabra al detalle hasta dotar un contexto que ofrezca el usuario necesario. Confiar en una empresa de traducción líder que cuente con traductores profesionales y especializados en las diferentes áreas y culturas es básico para lograr una traducción profesional que cumpla y, a ser posible, supere nuestras expectativas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.