México y España: un idilio aforístico que no cesa

José Luis Trullo.- La relación literaria entre España y México viene desde muy lejos, y tiene calas destacadas más o menos recientes, como la intensa presencia de Octavio Paz nuestro país, o la de Enrique Vila-Matas en el americano.

En el ámbito estrictamente aforístico, los intercambios entre ambas culturas es asidua, y se ha concretado, entre muchas otras iniciativas, en la edición en 2019, por parte de Libros al Albur, de la antología Aforistas mexicanos actuales, coordinada por Hiram Barrios. En palabras de Juan Manuel Uría Iriarte, este libro plantea «una nueva síntesis que trasciende fronteras (igual que se trascienden géneros) a través del puente unificador del idioma, esa identidad común entre los dos países; un puente que ya es permanente y que actúa como vaso comunicante para que las diferentes voces aforísticas puedan escucharse a ambos lados del Atlántico».

Además, la Universidad de Granada organizó recientemente unas Jornadas Transatlánticas monográficas sobre el aforismo mexicano, coordinadas por Paulo Gatica Cote y Erika Martínez. Yo mismo tuve el placer de prologar el libro Annaforismos, de Anna Kullick Lackner, editado por el Colegio de Ciencias y Humanidades de la UNAM, y este mismo año José Luis Morante ha visto publicado en la misma colección su antología de aforismos Migas de voz. Aparte, en unos meses aparecerá en Apeadero de Aforistas el libro de aforismos El olor del espacio de la escritora mexicana afincada en España Sihara Nuño.

El propio Barrios reflexionaba en el Anuario del Aforismo Español 2018 acerca de los intensos vínculos entre aforistas mexicanos y españoles actuales:

«El intercambio entre los aforistas de ambos continentes se antoja cada vez más constante; los puentes que se tienden alumbran un diálogo saludable y necesario para el aforismo escrito en español. El interés que en España ha despertado el género ha abierto las puertas a sus colegas mexicanos. Así, por ejemplo, los Apholíndromos, de Merlina Acevedo, publicado por la Editorial Arscesis de Zaragoza, en 2016; o bien, la obra de Benjamín Barajas, que ha llegado a la península ibérica en los títulos de Misantropías, editado por Libros al Albur en 2016, y Los ojos de Medusa, presentado por la editorial Renacimiento en 2017″.

Prosigue Barrios:

«En 2018, el diálogo entre los que creamos o estudiamos el aforismo, lo mismo en México que en España, se afianza y augura un vínculo más cercano. Acaso una fraternidad se atisba en estos encuentros: en marzo de dicho año la colección A la Mínima de la editorial Renacimiento publicó El juego del hombre. Discordancias, de Manuel Neila, cuyo prólogo corre a cargo de quien esto escribe; el propia Neila prologará unos meses después Sólo falta que levite (Brevelituras), del escritor mexicano José Manuel García, título publicado en Las Cruces, New Mexico, donde reside actualmente el autor; en el mes de abril apareció en México Apócrifo (aforismos), de mi autoría, publicado por la Universidad Nacional Autónoma de México, y cuyo umbral pertenece a la generosa pluma de José Luis Morante… Una relación intensa comienza a despuntar al terminar la década».

Desde entonces, las ocasiones del encuentro y el diálogo no han faltado (ni faltarán en el futuro), mostrando la importancia de la cultura, la literatura y el arte para suturar las heridas que, en ocasiones, le infligen a la convivencia pacífica entre los pueblos ciertos personajes extravagantes, cuando no directamente mostrencos, cuyo nombre ahora mismo prefiero ahorrarme.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.