Mónica Rodríguez y Pedro Ramos, ganadores del Premio Edebé

La novela Rey de Mónica Rodríguez (Oviedo, 1969), y Pedro Ramos (Madrid, 1973) con Un ewok en el jardín han sido los ganadores de la edición número 30 del Premio Edebé de Literatura Infantil y Juvenil. Dos trabajos que saldrán a la venta en marzo en papel y en ebook, así como en braille. También se publicarán en formato de audiolibro.

En primer lugar y en la categoría de infantil, el libro Rey de Mónica Rodríguez está inspirado en un hecho real. Es un viaje a las profundidades del alma humana en el intento de entender cómo puede sentirse un niño que debe sobrevivir entre una manada de perros callejeros, y en donde encuentra competencia y amor. Una historia llena de poesía, a través de nevados paisajes y bosques profundos, que indaga en cómo el pequeño se enfrenta al abandono, al maltrato o la soledad, y sobre todo a las bestias, sean animales o humanas.

Por otro lado, en el apartado de juvenil, Pedro Ramos con Un ewok en el jardín. Aborda los oscuros estados de ánimo como la depresión y el suicidio. Esta plaga que se está extendiendo en la sociedad entre jóvenes que parecen tenerlo todo y, sin embargo, sienten que no son nada. Es el recordatorio de que, pese a los sabotajes de la mente que en algún momento nos castiga a todos con la culpa, la tristeza y el autocastigo, siempre hay una salida.

Pedro Ramos y Mónica Rodríguez. Fuente: Edebé

30 aniversario de los Premios Edebé

En esta edición se cumplen 30 años desde que el Premio Edebé de Literatura Infantil y Juvenil comenzó su andanza.

Los galardones de este año han sido otorgados a dos autores que tienen una dilatada y reconocida carrera en la literatura infantil y juvenil. Ambas novelas han sido elegidas de un total de 239 obras originales, 144 infantiles y 99 juveniles. La primera dotada con 25.000 euros para Rey de Mónica Rodríguez, y la segunda con 30.000 para Un ewok en el jardín de Pedro Ramos.

La participación en el certamen es anónima y el jurado cada año lanza sus hipótesis sobre los posibles vencedores. Un desconocido Carlos Ruiz Zafón por entonces, con tan solo 28 años, se llevó el premio juvenil con El Príncipe de la Niebla en 1993. Otras tres obras de este certamen obtuvieron después el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil, ratificándolas como obras excepcionales en su género: La isla de Bowen, de César Mallorquí, Palabras envenenadas, de Maite Carranza y en 2020, El efecto Frankentein de Elia Barceló.

Son ya más de 143 las ediciones internacionales del conjunto de los premios, traducciones en 25 países y en 22 lenguas diferentes que van desde el alemán, francés, italiano o portugués, al persa, hebreo, chino o coreano. De esas traducciones son estandarte el ganador en la categoría Infantil de 2013, Musgo de David Cirici, que consiguió ser distinguido con el prestigioso Premio Strega Ragazzi 2017, y Palabras envenenadas de Carranza fue publicado en 16 países.

Los ganadores de 2021 fueron Juan Ramón Santos con El Club de las Cuatro Emes, y Pablo Gutiérrez con El síndrome de Bergerac.

Mila Parente

Comunicadora y redactora jefa en Culturamas | @milaparent

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.