‘La gran ola’ de Albert Pijuan

EDUARDO SUÁREZ FERNÁNDEZ-MIRANDA

Tomando como referencia los acontecimientos ocurridos el 26 de diciembre de 2004, cuando el terremoto de Sumatra-Andamán provocó uno de los mayores desastres naturales que se recuerdan, Albert Pijuan sitúa la acción de su última novela -galardonada con el Premio Nacional de Crítica de narrativa en catalán- en la Sri Lanka del gran tsunami.

Publicado en castellano por la editorial «Sexto Piso», La gran ola es el retrato de tres jóvenes herederos de un emporio hotelero que “disfrutan como nunca y como nadie de la inauguración de un nuevo hotel en Sri Lanka: fiestas, alcohol, submarinismo, paisajes exóticos, lujo asiático… Embriagados por la inconsciencia de la juventud (…), muestran la actitud de quienes se saben los futuros dueños del cotarro. Pero las cosas cambian drásticamente cuando una alerta de tsunami se difunde por todos los rincones del océano Índico”.

El ritmo, tan importante para el escritor en esta novela, reproduce la cadencia de ese tsunami devastador. Tsunami es precisamente el título de la obra en su edición original («Angle», 2020). Como señala Pijuan: “la noción del ritmo surgió de un impulso inicial puramente intuitivo. Que el ritmo fuera elocuente, que aportara significado relevante, que a su modo contara también una historia. (…) Para reproducir esa determinada energía de los tsunamis, que lo arrasan todo, que es la misma energía que la triada de protagonistas, y que a la vez es la misma fuerza arrolladora del turismo sobre los sitios”.

El lector lo percibe desde el inicio de la novela, no hay párrafos, hay una escritura continua tan solo separada por comas. Ha querido “dar esta sensación de ola, la fuerza del mar, de manera que la voz narrativa lleve al lector hasta el final de cada capítulo. También es una apuesta por la oralidad”. Esa cadencia se ve interrumpida en dos momentos temporales: 2017 y 2024. El autor ha querido mostrarnos la evolución de los principales personajes, esos primos díscolos y consentidos que cargan con un suceso ominoso, que se va a convertir en el hilo conductor de la novela.

En realidad, como indica Albert Pijuan, las tres partes de La gran ola funcionan de forma independiente; podría, incluso, pensarse en nouvelles agrupadas en torno a un suceso común. El escritor ha querido reflejar la decadencia de la clase social catalana, del gran negocio de los hoteles de lujo, pero sobre todo, la de esos personajes privilegiados que verán como su mundo se echa a perder.

  • El autor

Albert Pijuan (Calafell, 1985) ha publicado la novela El franctirador (Angle 2014), el libro de relatos Seguiràs el ritme del fantasma jamaicà (Angle 2017), además de piezas teatrales, entre la que cabe destacar Escola de gossos, Nix tu, Simona o Mort d’un pare vietnamita, todas ellas estrenadas en el extranjero.

El escritor Kiko Amat ha dicho de La gran ola: “una gran novela (tragi) cómica y sucia. Violencia, humor salvaje, sexo, éxtasis, odio interfamiliar, rivalidad fraternal, muerte, pijos descerebrados y meteorología descontrolada. Me flipa como pocos autores nacionales me han flipado nunca”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.