Encuentros con fantasmas

Por Àngels S. Amorós

Lola Suárez. Encuentros con fantasmas. Madrid: Editorial Anaya (El volcán), febrero 2020. 160 pp. A partir de los 12 años.

Desde el origen del mundo el miedo ha operado gran fascinación en los humanos hasta tal punto que las historias que mejor acogida tenían cuando se reunían en torno al fuego eran las de terror. El hecho de especular sobre la existencia de otras entidades que no podemos ver nos provoca un mezcla de rechazo y curiosidad difícil de controlar. Para respaldar esta teoría no hay más que ojear listados de novedades editoriales donde el suspense, el terror psicológico y las historias paranormales ocupan los primeros lugares de estas listas.

En Encuentros con fantasmas, la escritora canaria Lola Suárez nos presenta tres historias cortas a cuál más interesante cuyo hilo conductor es el asombro y la presencia de fantasmas que provocan diferentes reacciones en los personajes. Como se puede leer en la sinopsis editorial, las tres historias se alejan de castillos, casas embrujadas  y se producen todos a plena luz del día. Más aún, los personajes no sabrán que tratan con entidades del más allá hasta mucho después porque el encuentro no puede ser más natural y en escenarios tan cotidianos como un gimnasio, una autopista o en plena costa irlandesa.

En Gripe, una joven española se traslada hasta la costa de Irlanda, exactamente Dingle, con el propósito de estudiar la lengua y la cultura del lugar. De forma repentina enferma y tras ser hospitalizada entrará en contacto con una amable mujer vestida de azul que teje una bufanda mientras vigila su sueño. La compenetración entre las dos mujeres es excepcional, porque Ethel, la mujer que la cuida de forma voluntaria, le cuenta historias sobre el imaginario irlandés como las banshee o mujeres que predicen las muertes con sus llantos. O los leprechann y los changelings Poco después la joven descubrirá que pese a su humanidad, esa mujer ya no se encuentra en nuestro mundo y que a pesar de lo que le digan ella la vio, como prueba halla la bufanda que decide quedarse para ella.

La siguiente historia. La hija del sepulturero, la protagonizan un chico y una chica que deciden descansar en un desvío y así aprovechan para hacer una pequeña excursión. No tardarán mucho en conocer el fin trágico de la hija del sepulturero a consecuencia de las acciones de su padre que la condenaron incluso después de muerta. Porque a veces el amor de un padre puede llegar a lo caer en lo más indigno, aunque siempre merece el perdón de su propia hija y a veces se permite que otros sean testigos de su relación incluso después de la muerte.

Taichi es el título del último cuento y también una práctica milenaria que practica una mujer mayor en el gimnasio del polideportivo de su ciudad que, casualmente, está cerrado al público a la espera de las reformas. Sin embargo, la mujer sabe que ella ha asistido a las clases con una monitora de origen chino cuyo nacimiento se remonta hace más de dos mil años y que protagonizó una de las historias de amor más bellas que se conocen donde la música de un violín tuvo un significado clave.

La  lectura de estos tres cuentos es totalmente fascinante y son muy diferentes entre sí. Con un estilo sencillo repleto de múltiples tramas  con descripciones detalladas y diálogos breves. las tres historias se leen muy bien. La estructura de todos los relatos es bastante similar porque parten de hechos y escenarios cotidianos para que luego la presencia de los sobrenatural cause más impacto. De este modo, se desmitifican los lugares comunes de las historias de fantasmas para  que empaticemos con estos seres.

Lola Suárez ( Lanzarote, 1956) es una escritora española nacida en Lanzarote que estudió Magisterio y Pedagogía en la Universidad de La Laguna (Tenerife ) y combina la creación literaria con la docencia y su implicación en movimientos de renovación pedagógica. En el año 1984, y en colaboración con otros maestros, fundó la revista Marañuela especializada en literatura infantil.

Algunos de sus libros son: El misterio del collar y los infantiles: Piojos y tarea, Maresía La aventura de Motita de polvo, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.