El juego online crece en España

2020 pasará a la historia por muchos motivos. Uno de ellos lo tenemos todos en mente, y es que fue el año de las restricciones, tanto de movilidad como de todo tipo. Los efectos sobre la economía han sido devastadores, pero todo aquello relacionado con internet ha subido como la espuma. Esto, por supuesto, incluye al juego online.

Aquello que surgió como una forma de aliviar un poco los dramas y la tensión de estar encerrados se ha convertido en un nuevo hábito. Los casinos han llegado a la vida de los españoles para quedarse, y este movimiento cobra especial relevancia en Galicia.

Mientras que los casinos físicos calculan que han perdido más de un 40% de ingresos, los casinos españoles online suben como la espuma. Se estima que en este año de pandemia los ingresos del juego online han subido más de un 13 %, situándose en una cifra récord que supera los 850 millones de euros.

Esto no resulta sorprendente: el póquer siempre ha sido uno de los juegos de casino en línea más populares. Esto se une al hecho de que durante gran parte de 2020 no hubo competiciones deportivas y, por tanto, tampoco apuestas. Esto significa que el nicho de jugadores que se dedicaban a las apuestas se trasladó al póquer y otros juegos de casino.

 

A nivel general, además del póquer, el número de jugadores de la ruleta en vivo se ha disparado (por encima de un 60 %). El otro “rey” de los juegos de cartas, el Blackjack, vio un aumento interanual del 6 %, nada desdeñable tampoco, aunque no es comparable al de la ruleta, claro. Por último, el Baccarat, también llamado Punto y Banca a veces, sufrió un descenso próximo al 15 %. Es prácticamente el único juego de casino que se jugó menos que el año anterior. Las razones no están claras, aunque es posible que se deba a que las reglas son menos claras que en póquer y Blackjack, que tienen menos de azar y más de estrategia.

Hablando de cifras, en 2020 los ingresos de los diferentes juegos del casino online llegaron nada menos que a los 21 600 millones de euros. Esto son palabras mayores, que indican un crecimiento de aproximadamente el 15 %. Los juegos de casino fueron los responsables de más de la mitad de esta cantidad, superando los 11 600 millones de euros. También aumentaron las cantidades depositadas, es decir, el dinero que ingresan los usuarios en sus cuentas de juego. Estas cantidades sumaron aproximadamente 3500 millones.

 

A falta de ver las cifras de 2021, donde hemos visto la aprobación de la nueva ley del juego, podemos afirmar (sin temor a equivocarnos) que el juego online está más vivo que nunca en España… y que la tendencia sigue al alza, especialmente en comunidades como Galicia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.