«El nombre», una divertida reunión con fuerte cabreo inesperado

Por Horacio Otheguy Riveira

Son amigos, son familia, son pareja, son lo que son como si su vida fuera un escaparate de clase media profesional en la que un día sí y otro también se entrecruzan los personajes como maniquíes que parecen perfectamente fabricados para la ocasión.

Un feliz matrimonio invita a cenar al hermano de ella con su esposa embarazada, y al amiguísimo de toda la vida, un trombonista y director de orquesta. Cada uno con características de gente simpática bien dispuesta a sentarse a una mesa estupendamente servida por la anfitriona: menú marroquí con su cuscús, su pan pita, y unas uvas pasas que, vaya bronca, acabarán por los aires.

Los hombres son amigos desde la infancia, y la ocurrencia de uno de ellos, ciertamente muy proclive a un áspero debate, encenderá el polvorín de antiguas reyertas, de callados reproches por donde han circulado en silencio complejos y frustraciones muy personales. El nombre del futuro vástago es la clave, con Hitler y otros temas bailando el agua de la ira compulsiva para, silenciosamente, partirse de risa como un burlador que de tanto provocar a los demás acabará provocándose a sí mismo en una situación tan inesperada como todos los pasos de esa noche endiablada que nació para una cosa pero sucumbió a otra muy distinta.

Esta comedia-dramática está vestida con una teatralidad modélica en situaciones interesantes con diálogos ágiles que el director Daniel Veronese condujo con muy notable fluidez. De hecho, los cinco intérpretes establecen una comunicación tan bien articulada que desde el primer momento los espectadores nos sentimos auténticos visitantes del encuentro, inquietos, divertidos y alarmados observadores de una serie de comportamientos que nos convierten en cómplices, a favor de uno o de otra.

Algunos de los personajes resultan más cálidos o antipáticos que otros, pero la desazón acumulada en años de callada frustración bien puede involucrarnos a todos. De allí el éxito de esta función en Francia —tanto en teatro como en cine—, y en muchos países donde el choque de intereses entre quienes bien se quieren resulta fácilmente reconocible. Para que el entramado funcione resulta imprescindible esta comunión tan fresca como muy profesional por este equipo de actores que entran a fondo en las emociones de sus personajes.

Mientras esperan a la feliz futura mamá, se regocijan con la copia de una ecografía. ¡Todo parece ir la mar de bien, mientras los niños de los anfitriones duermen plácidamente en cercanas habitaciones!
Una sucesión de broncas dan mucho de sí, golpes incluidos.
Todo dirán cosas nunca imaginadas a lo largo de una noche muy especial. De izquierda a derecha: los dueños de casa, el profesor de lengua y literatura (José Luis Chavarria) y su devota esposa (Gloria López). De camisa blanca, el manso músico que les dejará anonadados con su vida amorosa (Orencio Ortega). A su lado, la feliz embarazada que abrirá un campo de batalla inédito (May Pascual) y su marido (Miguel Morenza), un tipo provocador , en el fondo un niño caprichoso que aguanta poco cuando se meten con él.

*** *** ***

NOTA AL MARGEN

En 2012 los dos autores, Matthieu Delaporte y Alexandre de la Patellière la llevaron al cine, responsables del guion y la realización. Una producción en la misma línea de otra obra francesa, Un dios salvaje, de Yasmina Reza, que llevó al cine con mucho éxito Roman Polanski en 2011, respetando la cerrada estructura teatral en único ambiente, pero con una dinámica brillantemente cinematográfica.

En 2014 se estrenó en Madrid con Amparo Larrañaga encabezando cartel, versión de Jordi Galcerán y dirección de Gabriel Olivares, donde se subrayó notablemente el carácter humorístico de la diatriba amistosa-familiar cargada de frustraciones y complejos.

Autores: Matthieu Delaporte y Alexandre de la Patellière
Traducción: Gretel Stuyck
Versión y Dirección: Daniel Veronese

VICENTE: Miguel Morenza

PEDRO: José Luis Chavarria

ELISA: Gloria López

CLAUDIO: Orencio Ortega

ANA: May Pascual

Iluminación: Macarena Márquez
Diseño Grafico: Manolo Cuervo
Diseño Escenografia: Diagrama Diseño SL
Diseño y realización de vestuario: Paco Cañizares
Fotografía: Luis Castilla
Imprenta: Textos y Formas
Material audiovisual y sonoro: Uvedos
Jefa de Prensa: Silvia Espallargas
Producción Ejecutiva: May Pascual
Ayudante Producción: Rosario Almeida y
Teresa Arboli
Distribución: Elena Shaposnick y
GL PRODUCCIONES

Este es el quinto espectáculo de Gloria López Producciones que en 2021 ha cumplido diecisiete años sobre los escenarios. Su primer montaje El tren del holandés obtuvo diversos premios y permaneció dos años en gira; el segundo fue El pelo de la Dehesa con el que recorrieron también durante dos años el territorio nacional. Con la tercera producción La reina de belleza de Leenane, la compañía se consolida en el mercado teatral de España, realizando una gira de tres años, visitando además los escenarios de Argentina y Uruguay, participando en festivales y certámenes con gran éxito de público y obteniendo numerosos premios. En 2014, Cena con amigos obtuvo el Premio Garnacha a la Mejor Dirección y a la Mejor Actriz (ex aequo) permaneciendo más de cuatro años en gira. En 2019 estrena El nombre siendo nominados a la mejor Intérprete Femenina y a la Contribución Técnico Artística en los Premios Lorca 2019; paralizada la gira por la Covid 19 es retomada en 2021.  

El nombre permanecerá en cartel de la Nave 73, del 3 al 19 de diciembre, en funciones de fin de semana. Los horarios son viernes a las 20:00 h.; sábados y domingos a las 19:00 h. Las localidades pueden adquirirse a 14 € en:

https://nave73.entradium.com/es/events/el-nombre-madrid

_____________________________________________

Otras creaciones de Daniel Veronese en CULTURAMAS

Fele Martínez triunfa en «Todas las mujeres»

Intensa intriga en «7 años»

«Bajo terapia»: una implacable comedia negra

_____________________________________________________________________

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.