‘Cress’, cuando Rapunzel dejó la torre para ser una hacker

REDACCIÓN.

¿Y si solo pudieses experimentar el mundo a través de una pantalla? Cress, la tercera parte de la saga Las crónicas lunares, reinventa la historia de Rapunzel en clave de ciencia ficción. La autora ha realizado diferentes guiños al cuento de hadas utilizando elementos reconocibles como el trayecto por el desierto, el pelo largo y enmarañado de la protagonista o la ceguera del príncipe.

Sin embargo, Marissa Meyer escribió una novela que renueva el clásico: En Cress, la heroína es una hacker encargada de espiar a la Tierra. Para llevar a cabo su cometido la joven debe vivir en un satélite aislada. Su único contacto con el mundo exterior es a través de un ordenador que se encuentra programado con una inteligencia artificial basada en su yo de diez años.

El personaje de Cress es un soplo de aire fresco, su ilusión por conocer lo que la rodea y su personalidad alegre supone un cambio en relación a Cinder y Scarlet (protagonistas de los anteriores libros de la saga) que tenían un carácter luchador y tenaz. A diferencia de ellas, Cress es tímida y una romántica empedernida. Aunque eso no quiere decir que sea débil. De hecho, Cress es muy inteligente y tiene su propia forma de enfrentarse a las situaciones peligrosas.

En una entrevista con Hypable, Marissa Meyer explicó por qué decidió que Cress fuese tan diferente: «No quería escribir el mismo personaje una y otra vez, así que pensé mucho en cómo cada una de mis heroínas tendría una personalidad característica que la hiciese distinta a las demás. Todas ellas tienen sus propias fortalezas, debilidades y peculiaridades». A pesar de todo, hay un elemento que todos los personajes femeninos de la autora tienen en común y es que todos son fuertes e independientes ya que, en opinión de la autora, esos son los personajes más divertidos de leer y escribir.

Cada libro de la saga se encuentra ambientado en un lugar diferente del mundo. En el caso de Cress, Marissa Meyer se inspiró en el Norte de África (la autora investigó mucho sobre Egipto, Siria, el Sáhara y la supervivencia en el desierto, entre otras cosas). Al igual que ocurre con Scarlet, esta obra continúa entrelazando las historias de las novelas anteriores. La dinámica entre los personajes de las tres obras es muy divertida y logra una combinación entre acción y humor. Sin embargo, no es posible olvidar que una guerra se cierne sobre sus cabezas y los riesgos a los que deberán enfrentarse los protagonistas son cada vez mayores.

En conclusión, Cress es una enternecedora y divertida novela que no solo supone una reimaginación ciberpunk del cuento de Rapunzel, sino que también sienta las bases para la conclusión de la saga Las crónicas lunares. Marissa Meyer supo generar un equilibrio perfecto entre la trama que se inició en Cinder y la historia de Cress y su vida más allá del satélite.

  • La autora

Marissa Meyer tiene corazón de fangirl: tiene un armario lleno de disfraces, una varita de Harry Potter en su escritorio y un muñeco del Señor del antifaz (el personaje de Sailor Moon) en su espejo retrovisor. Han y Leia son aún su OTP. Podría ser o no un cíborg. Marissa escribe libros para jóvenes, incluida la saga superventas del New York Times Las crónicas lunares, las novelas autoconclusivas Sin corazón y Karma al instante, o su saga más reciente, la trilogía Renegados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.