Creando a Almodóvar entre viñetas

Portada de la obra.

En el mundo de las ciencias sociales está adquiriendo importancia lo denominado como transmedia. De un modo sencillo, podemos decir que lo transmedia hace referencia a narrativas que transcienden un determinado medio de comunicación. Quizás podamos decir que este concepto no es más que una misma historia narrada desde medios distintos (cómics, televisión, cine, etc.). No, no es así. Bueno, mejor dicho, yo no lo veo así.

Cualquier aspecto de la cultura puede ser escrito, dibujado, transmitido oralmente, etc. Eso no quiere decir que todo sea transmedia. A mi entender, y aquí está el quid de la cuestión, lo transmedia es una misma narración contada simultáneamente en medios diferentes sin que pierda los elementos que estructuran internamente a esa narración. Vamos a ejemplificar esto.

Página interior de la obra

Dolmen editorial acaba de publicar, recientemente, la obra Storyboarding Almodóvar. Un ¿libro? (aunque no tengo claro que sea así) de 216 páginas, en edición bilingüe. No estoy seguro de que sea un libro, ya que –más allá del formato– estamos ante la materialización en páginas de entornos creativos diferentes.

Pablo Buratti nos cuenta su proceso creativo de las storyboards para las películas de Almodovar. En la obra convergen las creaciones de Buratti, el cine de Almodóvar y la obra en sí. Cuando uno se sumerge en este choque de universos, tiene la sensación de perplejidad. Al fin y al cabo, es un fenómeno sumamente sugerente en el que logramos conocer aspectos de la creación de películas con gran fama internacional, unidas a una historia convergente y, a su vez, divergente, presente en las viñetas de Buratti.

Esto es lo transmedia. Esa convergencia de universos creativos. Esa visualización de los aspectos emocionales y visuales de todo esto. Veremos, en algunos momentos, cómo en esa creación se dan la mano las viñetas con los fotogramas antes de que la película esté filmada. En cambio, en otros, comprobamos las divergencias entre ambos procesos creativos. Tanto es así que, en ocasiones, nos ha parecido que las viñetas eran más sugerentes que alguna de las películas.

Sin ninguna duda, esta obra tiene una capacidad magistral de trascender la realidad y nos muestra cómo la realidad se va construyendo a través de relaciones. En este caso entre el director, Almodóvar, y el dibujante, Buratti. Un proyecto editorial de este tipo es francamente estimulante.

 

Por Juan R. Coca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.