El rol del Casino en el cine del Siglo XX

Luces de neón permanentes que dan vida a edificios impresionantes, celebridades, glamour y la emoción de las apuestas. Todo esto hace de los casinos un lugar dramático y excitante, convirtiéndolos en el escenario perfecto para historias de todo tipo. Por lo que no es coincidencia que infinidad de estas historias hayan cobrado vida en la pantalla.

 

Los casinos tuvieron su época dorada en el cine del siglo XX y es durante estos años que pudimos disfrutar de muchísimas películas que no sólo estaban ambientadas en casinos, sino que el casino pasaba a ser una especie de catalizador para cada historia. ¡Y es perfectamente entendible!

 

Las películas ambientadas en casinos y en entornos de apuestas tienen un drama inherente pues, llevándolas a su elemento más básico, son sobre el riesgo y la presión que este tipo de ambientes puede ejercer incluso en los personajes mejor construidos, llevándolos a tomar decisiones pasionales que serán el motor de la película en términos de narrativa. Algunas de estas historias son, al menos en parte, responsables de la popularidad actual de los casinos y los juegos de casinos en línea, que son capaces de ofrecer la misma emoción de sus contrapartes físicas con la comodidad y conveniencia de hacerlo desde cualquier lugar en cualquier momento. El auge de sector se debe en parte a la experiencia de juego que estos operadores con capaces de ofrecer. La posibilidad de jugar en vivo ha abierto otra manera de entender los juegos de azar online, juegos como la ruleta en directo han sabido posicionarse en un sector competitivo que se esfuerza por ofrecer experiencias lo más cercana posibles a la realidad, como si jugaras desde la misma sala del casino.

 

Teniendo en cuenta esto y la atmósfera que se respira en una sala de casino, no es sorpresa encontrar tantas producciones ambientadas en algún casino de Las Vegas. Incluso, otras tantas en las que el casino juega un rol fundamental para el desarrollo de la historia.

Casinos en el cine del siglo XX

Dark City

Uno de los ejemplos más prominentes llega en 1950 con Dark City, un clásico del cine noir de la época dorada de Hollywood. Además de ser el debut del mítico Charlton Heston, es una producción que ha trascendido más allá del tiempo; convirtiéndose en el mejor ejemplo de lo que la combinación de una interpretación sólida y un buen guión puede alcanzar para representar fielmente todos los colores de la experiencia de un casino de Las Vegas de mitad de siglo.

James Bond

Dark City, quizás sin intentarlo, se convertiría en la referencia obligada para lo que sería una especie de subgénero del cine: Casinos en Las Vegas. Es un subgénero que se consagró a inicios de los 70 con la llegada de James Bond, la cual sigue sacando nuevas películas; el espía más famoso del mundo, en la película “Diamonds Are Forever”. Si bien esta película está lejos de ser considerada la mejor de la franquicia de James Bond, retrató a la perfección la gloria de los casinos de Las Vegas durante los setentas.

 

Rain Man

No es sino hasta 1988 que disfrutamos otro clásico instantáneo: Rain Man. Protagonizada por Tom Cruise y Dustin Hoffman. Acá vemos cómo Charlie (Cruise) descubre la existencia de Raymond (Hoffman), un hombre autista que ha heredado la fortuna de su padre en su totalidad y tiene una habilidad increíble para contar cartas. Al ver esto, Charlie intenta aprovecharse de la habilidad de su hermano y lo secuestra para llevarlo a un casino en Las Vegas. Acá el casino tiene un papel mucho más sutil que en las anteriores. Pero, no deja de ser importante. La escena del casino se ha convertido en la más icónica de la película, pues es en medio de las luces y el glamour del casino que vemos cómo empieza a florecer un vínculo real entre ambos hermanos. Como dato curioso, las escenas del casino se rodaron en el mítico Caesars Palace de Las Vegas.

 

Casino

En 1995, recibimos una de las mejores películas de Martin Scorsese hasta la fecha: “Casino”, un clásico americano que presenta un elenco de lujo encabezado por Robert Deniro y Sharon Stone. Scorsese nos muestra las dos caras de los casinos de Las Vegas: El glamour, brillo y neón por un lado y la brutalidad y crueldad que se vivía en los rincones más oscuros de la ciudad. Todo ocurre mientras sigue las vidas de dos mafiosos de Las Vegas y nos muestra algunos de los puntos más emblemáticos de la ciudad.

 

No hay duda de que el casino, con sus claros y oscuros, ha jugado un rol principal en la industria del cine. Más allá de los ejemplos que acabamos de citar, la presencia de los casinos, retratada bajo la visión única de cada director, nos muestra una nueva faceta en cada producción y esto ha trascendido más allá del tiempo. A solo dos décadas de haber despedido el siglo XX, hemos visto cómo las películas de casinos y apuestas continúan dando material para nuevas historias de drama, acción o cualquier otro género. De seguro veremos cómo estas irán reformando nuestra percepción de los casinos mientras se ganan su espacio dentro de la cultura popular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.