‘Janis Joplin’, la biografía de la mujer que dinamitó las fronteras de género en la música

AASHTA MARTÍNEZ.

Puede que Janis Joplin: La biografía definitiva de la legendaria reina del rock (Libros Cúpula) sea uno de los mejores ensayos de música pop que se han escrito nunca. Su autora, la cronista musical Holly George-Warren, fue elegida expresamente por el Janis Joplin State para escribir el libro definitivo sobre su vida y su música. Y lo cierto es que ha cumplido con creces, investigando magistralmente para conseguir poner en pie un complejo retrato revelador y profundo de una artista fuera de lo común.

Los hermanos de Janis Joplin (Laura y Michael) proporcionaron a la galardonada escritora acceso exclusivo a toneladas de archivos, documentos, transcripciones, correspondencias, fotos, y entrevistas perdidas. Pero, además, accedieron a compartir con George-Warren sus recuerdos más íntimos, y facilitaron que pudiera entrevistarse con multitud de amigos y compañeros de banda de la malograda cantante, que creció en un pueblo de la América profunda y lidió desde pequeña con multitud de complejos y una gran falta de autoestima.

La feminista muchacha se rebeló siempre contra las convenciones. En cuanto tuvo ocasión, viajó por todo el país, y acabaría instalándose en San Francisco en la época dorada del hippismo. Allí empezó a cantar blues, se convirtió en musa del movimiento hippie, y se enganchó a la heroína y el alcohol. Según cuentan sus allegados, el sentimiento de soledad fue una constante en su vida, aunque el calor del público la ayudó a seguir adelante en muchos momentos de flaqueza. «En el escenario hago el amor con 25 mil personas, y después me voy a la cama sola”, comentaba Joplin a menudo.

El 4 de octubre de 1970, la primera estrella femenina del rock contaba 27 y andaba inmersa en la grabación de un nuevo y prometedor disco (Pearl) cuando su cuerpo sin vida apareció en el suelo de una de las habitaciones del hollywoodiense Hotel Landmark (aún hay quien asegura que el fantasma de Joplin sigue deambulando por la habitación donde falleció).

Aquel día murió la cantante, pero nació el mito. De hecho, George-Warren opina que Joplin ha trascendido el paso del tiempo como un ser sentenciado por el dolor que generaba una de las voces más extraordinarias que ha dado la historia del rock. Su impacto en la música y la cultura popular había sido extrañamente subestimado en los libros sobre la historia del rock. Por suerte, esta preciosa biografía de tapa dura corrige esa distorsión y, de paso, hará las delicias de los aficionados a las historias de vida sensacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *