Hans Zimmer y otros grandes del cine

ESTÍBALIZ GARCÍA.

Son las diecinueve horas y treinta minutos del dieciocho de abril. Las luces se apagan, salvo las que rodean el escenario. Entre aplausos se reciben a los músicos, que inmediatamente se incorporan a sus puestos. Suenan unas tímidas cuerdas. Después de calentar, se escucha una pieza que forma parte de la banda sonora del Código Da Vinci.  Y es que La Royal Film Concert estuvo a la altura de las expectativas, ofreciéndonos en la sala sinfónica del Auditorio Nacional un gozoso concierto en homenaje a varios compositores en general y a uno en particular “Hans Zimmer y otros y otros grandes del cine”. La orquesta, formada por más de 90 profesores, pertenece a la Fundación Excelentia y ofrece conciertos de bandas sonoras de cine en diferentes escenarios de Europa.

Una exaltación colectiva estalló con las bandas sonoras favoritas de los asistentes, pero recordaron al instante que están en un espectáculo del que debe reinar necesariamente el silencio para poder disfrutarlo. Entre las obras se encontraban Harry Potter, la marcha imperial de Star Wars o el tema principal de Juego de Tronos

En tiempos de pandemia, cualquiera podría pensar que habría un número considerable de asientos vacíos, pero para mi sorpresa, los asientos vacíos correspondían solo como medida de distancia de seguridad. El apoyo y la lucha por la cultura segura lo ha agradecido Fernando Furones, director de orquesta, al finalizar el evento.

La Fundación Excelentia se define así misma como una fundación privada sin ánimo de lucro que desarrolla sus actividades en el campo de la cultura.

La Fundación, tal cual se puede leer en su página web “tiene un fuerte compromiso social y por eso organizará también seminarios, mesas redondas, simposios, conferencias, concursos y cualquier otro tipo de reuniones sobre los temas que constituyen los objetivos de la Fundación.”

  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.