Una “galaxia” de animales taiwaneses inunda la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia

Por Mariano Velasco

Una colección de catorce esculturas de simpáticas formas de animales realizadas por el artista taiwanés Hung Yi, inspiradas en la cultura taiwanesa y en la vida cotidiana de Taiwán, inundan hasta el próximo 18 de abril el recinto de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. Se trata de la exposición de arte urbano “Galaxia Hung”, que pese a conformar una original y novedosa expresión de arte oriental, deja entrever también claras influencias de artistas españoles como Miró, Picasso o Dalí.

La exposición, que está siendo especialmente bien acogida por los visitantes y que viajará posteriormente a Benidorm, Madrid y Málaga, está compuesta por una colección de animales de llamativo y variado colorido y de gran tamaño, repartidos por el exterior de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, en la zona de libre acceso. Diez de las esculturas se encuentran en el Paseo del Arte del Umbracle y las cuatro restantes en el lago norte del Hemisfèric.

Las esculturas de Hung Yi están realizadas desde una visión muy oriental del arte escultórico, pero con claras influencias occidentales. Ello se expresa a través de meticulosos dibujos repletos de un sinfín de pequeños detalles, y que suponen un verdadero estallido de color, creando un mundo onírico muy particular de osos pandas, rinocerontes, delfines, cerditos, conejos, patos, etc., que se han colado para lucir sus adornos, colores y tatuajes en el recinto de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia.

Hung Yi selecciona sus materiales y la forma de sus esculturas prestando rigurosa atención al detalle. Sus trabajos se ven sometidos a múltiples procesos, que incluyen soldadura, forja, pulido y esmaltado, para crear al fin representaciones muy familiares, pero a la vez distorsionadas para sugerir formas y movimientos alejados del mundo real.

Por ejemplo, los colores pintados en la superficie de sus esculturas no son representaciones realistas de pieles o extremidades de animales, sino pinturas tridimensionales llenas de representaciones culturales surrealistas, con una narrativa propia. Gran parte de la temática utilizada por Hung Yi proviene de la cultura taiwanesa, pero también se descubre en su obra una clara influencia de artistas como Dalí, Picasso o Miró.

La obra de Hung Yi, nacido en Taiwán en 1970,  se ha exhibido en multitud de museos y galerías de arte en todo el mundo, así como en escenarios de arte urbano en  grandes  ciudades. Sus coloridas esculturas son también habituales en espacios públicos como  aeropuertos o escuelas en Taiwán. Algunas de ellas han sido recopiladas por museos, como su serie sobre los doce animales del zodíaco chino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.