Carismática Luz Cipriota, brilla en «Desde el sofá»

Por Rosa Chaneta

Desde el sofá, escrita y dirigida por Emmanuel De Martino, repite por tercera vez en la Sala Lola Membrives del Teatro Lara.

Cuenta con un solo personaje: la exitosa Ana (Luz Cipriota), treintañera que, al parecer, lo ha conseguido todo en la vida: trabajo, casa, independencia económica…, mas a raíz de la muerte de Gertrudis, su ni siquiera amiga, si no tan sólo vecina de piso, entra en crisis existencial, planteándose cuestiones que hasta entonces le habían sido ajenas e indiferentes: muerte, identidad, redes sociales, amor, soledad e incluso Dios. Todo ello discurre en un ambiente íntimo y casi sobrecogedor. Ana, sola en el escenario desgrana un soliloquio muy bien aderezado con una melódica música.

Luz Cipriota, ya conocida en Latinoamérica por haber participado en series de televisión como Soy Luna o El Refugio, consigue cautivar al espectador, dejándose el alma en cada frase, provocando un oleaje de carcajadas gracias a las ocurrencias de su personaje, una auténtica montaña rusa. A veces eufórica, histérica y desasosegada; a veces vulnerable y afligida. En realidad, nos está representando a nosotros, a cada uno de los espectadores que atentos observamos y participamos de su actuación. Desde las tablas nos espeta a la cara los miedos, dudas, vacilaciones que, queramos o no, solapados por una vida convencional y estereotipada, habitan en lo más profundo de nuestra alma, si es que la tenemos. Sus preguntas nos las traslada de inmediato. De alguna manera, puede interpretarse que activa nuestra conciencia. Nuestro yo interior.

 

Toda la función transcurre en el mismo escenario, el salón de nuestra protagonista. Con escaso atrezo y decoración minimalista, basta con una lámpara y un sofá para la total representación. Aunque, en alguna escena aislada, sí que se introducen otros elementos como un móvil, una esterilla para hacer deporte o un bol de cocina.

Introducir música es un auténtico logro. Además de descubrirnos la preciosa voz de la actriz, aporta dinamismo y movimiento al conjunto. Hay un número en concreto, en el que Ana canta y baila de una manera muy sensual y divertida, simulando que el sofá de su salón es su pareja, recompensada con una cerrada y entusiasta ovación.

Un punto a destacar es la muy estudiada iluminación. Da profundidad al monólogo. Como es normal, se centra en Ana y el sofá, alternando entre tonalidades azules para momentos más serios y colores cálidos para situaciones más cómicas y entretenidas.

Tristemente, el final lo encuentro algo flojo. No alcanza el nivel esperado. A pesar de que indudablemente el humor sea el ingrediente dominante en la obra, el colofón cae de lleno en la simpleza y obviedad. Sale del paso de una forma un poco facilona y sin profundizar en lo más mínimo. Las preguntas que la protagonista formula durante toda la pieza no se llegan a responder bien del todo. En mi opinión, le resta credibilidad y originalidad. Personalmente, me esperaba más. Pero ello no quita que sea una buena función. La actriz está sobresaliente durante todo el espectáculo, se muestra divertida, carismática, hipnotiza a los espectadores en cada una de sus intervenciones. En definitiva, te hace pasar un buen rato. Sales del teatro con una interna satisfacción. Has sabido elegir.

 

DRAMATURGIA Y DIRECCIÓN Emmanuel De Martino

MÚSICA Martín Mazzón

LETRAS DE LAS CANCIONES Gisela Novais

DIRECCIÓN DE ARTE Fer Muratori

FOTOGRAFÍA Jesús Mayorga

DISEÑO GRÁFICO Lucila Gejtman

DURACIÓN 100 minutos

TEATRO LARA, SALA LOLA MEMBRIVES, 7 Mar – 25 Abr 2021, DOMINGOS 18 HORAS

One thought on “Carismática Luz Cipriota, brilla en «Desde el sofá»

  • el 29 marzo, 2021 a las 10:52 pm
    Permalink

    Totalmente de acuerdo, no podría haberlo expresado mejor ??
    Esperando impaciente tu siguiente artículo.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.