Emilio López Medina arremete contra la diversión en su nuevo libro

La diversión es el título del nuevo libro de Emilio López Medina (Jódar, 1946), el cual forma parte de su heptalogía Las siete bestias, dedicada a las grandes fuerzas motrices de la tribulación humana; de esta serie ya ha aparecido anteriormente el volumen consagrado a La ignorancia (2020), y le seguirán otros sobre el dolor, la ambición o el sexo. La obra ha sido incluida en la colección Gnomon, coeditada por Thémata Editorial y Apeadero de Aforistas.

En este, el autor somete a inspección crítica la obsesión contemporánea por la vida frívola como método de escape de las grandes verdades de la vida, frente al cual propone la alternativa de la creación. Con un bagaje antropológico de raigambre clásica, se apuesta en esta obra por un concepto denso de la existencia, frente a la ligereza y la superficialidad que preside nuestra época. Se trata, sin duda, de un libro incómodo que zarandeará nuestras conciencias, a las que pone frente al espejo de sus propias debilidades y concesiones.

Emilio López Medina es Licenciado en Filosofía por la Universidad de Valencia y doctor por la de Granada con una tesis sobre Jaime Balmes, habiendo ejercido como profesor titular de la Universidad de Jaén hasta fecha reciente. Es autor de diversos libros y estudios de carácter académico, así como de una amplia obra aforística que ha comenzado a publicarse en volúmenes tales como 69 aforismos porno & 96 aforismos antisexistas (2016), El arte jovial (2018) y Del amor y todo lo que le es propio (2018). Ha participado en los volúmenes colectivos Fili mei. Los aforistas y la paternidad, y Juega o muere. Los aforistas y lo lúdico. Ha sido incluido en las antologías El cántaro a la fuente y Espigas en la era, así como en el Anuario del Aforismo Español 2018. El año pasado se publicó su novela Así reía Saturnino.

López Medina plantea en La diversión su propuesta, de carácter netamente ensayístico, echando mano del fragmento y del aforismo, es decir, de los géneros breves, rehuyendo así la pretensión de apabullar al lector con un discurso monolítico y artificiosamente coherente, para proponerle a cambio una serio de calas puntuales que luego él hile en su reflexión. De este modo, López Medina abunda en la naturaleza atomista de la cultura contemporánea, que descree de las grandes síntesis, tan desleales con la complejidad de lo real.

Reproducimos a continuación algunos pasajes de este libro estimulante y provocador.

 

El axioma cristiano ora et labora ha sido reconvertido y alcanzado mayor funcionalidad y precisión laica al ser sustituido por el de diviértete y produce… Algún día escribiré un Elogio del vago.

*

Efectos no tan colaterales de lo anterior es que esta sociedad se estructura de tal manera que premia más a los que dicen y hacen chorradas por televisión, a esos individuos en calzoncillos que le dan patadas a un balón, que a aquel ‒un hortelano, por ejemplo‒ que le da la comida de cada día o sostiene la vida y el mismo bienestar de todos.

*

No lo olvides… En el fondo, la gente sólo quiere de ti que le proporciones dinero (aunque sea en forma de sueldo o subvención), que los cures (aunque sea con quimioterapia) o que los diviertas (aunque sea con un simple chascarrillo). Pues bien, ya que no tienes dinero, ya que no los puedes curar, diviérteles. En lo demás les importas un comino.

*

No se me oculta, sin embargo, que paradójicamente la búsqueda más difícil del mundo es buscar diversión, y el oficio más difícil es divertir a la gente.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.