Laura Tárraga: «La literatura juvenil cada vez está tomando más relevancia, lo que me parece fantástico para ponerme retos al escribir»

Por Mila Parente.

Laura Tárraga es una joven alcoyana que, después de valorar varias opciones profesionales, decidió dedicarse por completo a lo que más le gustaba, escribir historias. En apenas cinco años se ha convertido en una de las escritoras de referencia para decenas de lectores y gracias a ellos consiguió dos Premios Avenida.

  • ¿Cuándo empezaste con los relatos de ciencia ficción?

Empecé a escribir de pequeña, cuando llegó mi hermana al mundo porque necesitaba contarle historias. Mi historia con la ciencia ficción llegó más tarde, porque aunque mis primeros pasos con la ciencia ficción los di a los 20 años, mi primera novela terminada fue a los 12.

Y la verdad es que mi gusanillo por la ciencia ficción se despertó porque siempre me ha aterrado el espacio exterior y quería quitarme ese miedo. Así que mi primer pinito fue un space opera con el que tuve que documentarme para quitarme ese temor al espacio exterior.

Por desgracia para mí, el miedo al universo no se ha marchado, pero al menos conseguí algo que no había logrado jamás, acabar mi primera novela de más de 300 páginas. Así que, supongo, de todo se aprende.

  • ¿Cómo definirías tu estilo a la hora de escribir? ¿Nacen antes las historias o los personajes?

Mi estilo es bastante directo y sencillo, suelo ir directa al grano en mis historias. Por norma general no me gusta adornar los textos ni busco tener un estilo digno de enmarcar, la intención que tengo con mis historias es que entretengan y evadan al lector de su vida. Eso sí, siempre trato temas que me resultan interesantes para debatir o intento poner a los personajes en posiciones contrarias para que el lector llegue a plantearse diferentes situaciones.

Y en cuanto a qué nace antes, la verdad es que depende mucho de la historia y de mi situación personal. Hay veces que es el personaje el que llama a mi puerta para decirme que va a ser el protagonista de mi próxima historia, pero en otras ocasiones (creo que es el 80 % de las veces) lo primero que se me viene a la cabeza es un concepto, un tema o un aspecto que puede ser interesante de tratar en un libro.

Por ejemplo, me ocurrió con El Imperio del Sueño, que lo primero que me vino a la cabeza fue la idea de vivir en un mundo en el que la gente pudiera comprar y vender sueños. A raíz de esa idea empezaron a moverse los engranajes.

Empecé desde cero, imitando a las grandes editoriales para promocionar mis libros. Gracias a todo el trabajo de marketing y toda la formación que fui adquiriendo durante ese tiempo, conseguí tener una pequeña comunidad de lectores de la que estoy muy orgullosa. Ellos fueron los que consiguieron que ganara aquellos dos Premios Avenida.

  • En 2016 decidiste dar el paso y autopublicaste Bilogía Infortunium. Ganaste el Premio Avenida a ‘Libro más esperado’ en el año 2016 y el deMejor autopublicado’ en 2017. ¿Cómo fue el proceso?

Es gracioso porque mientras escribía la bilogía no sabía que existía la posibilidad de autopublicar historias. Empecé a escribirla para mis amigas de la universidad, las que me obligaban a entregarles un capítulo al día para saber cómo avanzaba la historia de Azel dando tumbos por el tiempo. Y fueron ellas las que, al terminarlo, me dijeron que esa historia no merecía quedarse en un cajón, así fue como empecé a investigar acerca de publicación. Al darme cuenta de que llegar hasta una editorial tradicional iba a ser muy difícil, tomé la decisión de probar con la autopublicación para ver si era verdad que esa historia podía interesar a otras personas.

Autopublicar la bilogía fue una de las experiencias más gratificantes que he vivido. Empecé desde cero, imitando a las grandes editoriales para promocionar mis libros, observando cómo se movían los booktubers y bloggers para intentar contactar con ellos.

Y gracias a todo el trabajo de marketing y toda la formación que fui adquiriendo durante ese tiempo, conseguí tener una pequeña comunidad de lectores de la que estoy muy orgullosa. Ellos fueron los que consiguieron que ganara aquellos dos Premios Avenida. Estoy muy agradecida por aquello y me encantó vivir el proceso con los lectores.

  • Con El Imperio del Sueño llegó el salto editorial de la mano de Nocturna Ediciones en 2018. En esta obra hablabas de una de las mayores redes de tráfico de sueños del mundo y trataste la violencia de género o la ayuda entre mujeres dejando atrás rivalidades. ¿Qué supuso este cambio a nivel profesional y personal?

El Imperio del Sueño fue una montaña rusa desde que empecé a escribirlo. Aquel año tenía unos horarios horribles en la universidad y los huecos libres que conseguía los usaba para meterme en la biblioteca y escribir esta historia. Por eso y por convertirse en una historia tan catártica, fue maravilloso que una editorial como Nocturna quisiera publicarlo.

En él trato, como mencionas, la violencia de género y la sororidad entre mujeres, pero lo que de verdad me motivó para escribir este libro fue la premisa de «estoy harta de que en casi todos los libros de literatura juvenil los protagonistas acaben liados entre ellos». Así que, aunque ganas no me faltaron de juntarlas, Leiza y Shoana se apoyan en la amistad y la confianza. Siempre digo que después del libro acabarían juntas, pero primero han necesitado esta historia para conocerse y formar lazos, porque aunque encuentres a la persona idónea, es verdad que a veces las personas no estamos preparadas para dar el salto. En esta historia primero debían sanar sus heridas y hacer frente a sus pesadillas antes de intentar tener relaciones importantes. Por eso trato también un poco de salud mental, de ansiedad, de alcoholismo y de la presión mediática a la que se exponen las personas con más alcance.

En el ámbito de la edición, con este libro aprendí a ver cómo trabajaban las editoriales, porque hasta ese momento todo me lo había preparado yo, con todos sus errores correspondientes, así que ver cómo trabajaban los profesionales fue un gustazo.

  • En 2019 lanzaste Entre vidas a través de una campaña de crowdfunding financiada en menos de 24 horas por tus seguidores. Tienes bastante presencia en internet, ¿qué importancia tienen para ti las redes sociales?

Las redes sociales para mí son trabajo de todos los días, no solo a nivel de escritura, sino porque me dedico a escribir para las redes sociales. Así que con los años he aprendido a hacer una distinción entre lo que quiero enseñar en ellas y lo que es para mí. Así que además de que supongan un trabajo, son mi manera de contactar con mis lectores, con otros escritores o profesionales del sector editorial, así que para mí son una herramienta, no un estilo de vida.

Como todos, he pasado por una época en la que tenía que mirar las redes sociales cada minuto por si me perdía alguna novedad o por si ocurría algo que fuera relevante. Por suerte he empezado a tener una relación con ellas mucho más sana, porque me puede dar muchísimo pero también afecta a la salud mental.

Hace no mucho escuché una frase en un vídeo de Judith Tiral que cambió por completo mi perspectiva con respecto a lo que ocurre en las redes sociales, cuando sufres un insulto o simplemente alguien está torcido ese día: «Para el resto de personas, tú eres un personaje secundario. Nadie está pensando en ti las 24 horas del día. Normalmente dejan su mensaje, están cabreados unos segundos y después siguen con sus vidas. Al día siguiente ya ni se acuerdan de lo que te dijeron». Y esto es algo que también he podido ampliar a mi vida analógica, porque no merece la pena prestarles atención a esas personas para las que eres un personaje secundario.

  • También tienes una web con recursos para escritores. ¿Cómo ves la literatura juvenil actualmente? ¿Con cuál de tus libros te identificas más?

‘Literatura juvenil para escritores’ es mi pequeño proyecto emprendedor y con él lo que pretendo es ayudar a todos esos escritores que se encuentran en el punto de partida, que no saben por dónde empezar a moverse, que quieren llegar a las editoriales pero no entienden cómo se redacta una propuesta editorial, que tienes que fijarte en los catálogos para no quedar mal ante los editores, que quieren autopublicar sus libros pero no saben cómo hacerlo o qué pasos son los que deberían seguir para conseguir un libro de calidad. Así que dentro de la plataforma tengo recursos gratuitos, un podcast y recursos Premium, además de una academia para escritores con cursos, talleres, tutoriales y masterclasses.

La literatura juvenil como tal no es un género, sino un público al que te diriges, por lo que siempre se están creando libros para la literatura juvenil, las mesas de novedades están repletas de libros enfocados a los jóvenes y puede haber de todo tipo: ciencia ficción, fantasía, terror, histórica, thriller y un largo etcétera. Así que, bajo mi punto de vista, la literatura juvenil cada vez está tomando más relevancia y los jóvenes son más exigentes con sus lecturas, lo que me parece fantástico para ponerme retos constantemente al escribir.

En cuanto a la segunda pregunta, me encantaría poder decir que solo tengo un libro con el que me identifico porque todos tienen un poquito de mí. La bilogía Infortunium tiene mi amor por la historia y los viajes en el tiempo; El Imperio del Sueño cuenta lo mucho que me fascina el mundo de los sueños y que los humanos seamos capaces de crear imágenes en nuestra cabeza por la noche; Entre vidas tiene mi curiosidad por la memoria histórica e Hijos del dolor vino por mis ganas de conocer una guerra de la que no nos quieren hablar.

Siempre se están creando libros para la literatura juvenil, las mesas de novedades están repletas de libros enfocados a los jóvenes y puede haber de todo tipo. Bajo mi punto de vista, la literatura juvenil cada vez está tomando más relevancia y los jóvenes son más exigentes con sus lecturas, lo que me parece fantástico para ponerme retos constantemente al escribir.

  • Por último, háblanos de tu próximo proyecto, Hijos del dolor.

Hijos del dolor es la primera parte de la bilogía Actuar o morir que se publicará por completo en 2021, su primera parte en mayo y la segunda en noviembre. Es una historia que trata de una guerra entre hermanos en un mundo ficticio y completamente inventado. Por ello y porque no entra dentro de los cánones de la ciencia ficción, la fantasía o la histórica, la editorial llamó a este género ‘Ficción histórica alternativa’. La gente nos ha preguntado si se trata de una ucronía, pero no es el término correcto porque no ocurre en nuestro mundo ni se plantea una posibilidad alternativa a un hecho histórico que ocurrió, como pasa en El hombre en el castillo de Philip K. Dick, por ejemplo. Está basada en un hecho histórico, pero reinventado por completo, por lo que no es histórica como tal, y al tratarse en un mundo ficticio sin componentes de ciencia ficción ni fantasía hemos acuñado este término.

La preventa de esta historia empezará el 3 de mayo y terminará el día 13 del mismo mes en la página web de Ediciones Freya, y estará esperando a cualquier persona que quiera adentrarse en esta historia. Todavía nos quedan muchos detalles que desvelar de esta historia y tenemos muchas ganas de que podáis ver todo lo que hemos preparado.

Mila Parente

Comunicadora y redactora jefa en Culturamas | @milaparent

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.