El Club de las Canguro 5: Julia y los niños imposibles

Por Àngels S. Amorós

Gale Galligan (dibujos) y Ann. M. Martin (novela en la que se basa). El Club de las Canguro 5: Julia y los niños imposibles (The Baby-Sistters Club – Dawn and the Imposible Three, 2017). Madrid: Ediciones Maeva (Maeva Young), 2020. 154 pp. A partir de los 11 años.

La serie de novelas gráficas El Club de las Canguro ha dado el salto a la pantalla ya que se emite en Netflix. Sin embargo, la serie está basada en la novela de Ann M. Martin y la primera en aportar ilustraciones y adaptarla al formato de novela gráfica fue Raina Telgemeier – la autora de otras novelas gráficas sobre grupos de adolescentes integradas por chicas empoderadas, maduras y luchadoras como: ¡Sonríe!, Hermanas, DramaFantasmas. Ahora, es Gale Galligan quien ha tomado el relevo.

Esta quinta entrega, Julia y los niños imposibles está protagonizada por la Julia, la última canguro en incorporarse al grupo de niñeras que fundó Kristy. Otras compañeras son Mary Anne, Staycey y Claudia. Las chicas son buenas amigas y se llevan bien, eso sí, su trabajo es lo primero y cuando una de ellas no es capaz de llevar a cabo sus tareas de niñera de forma responsable no dudan en hacérselo saber y, en ocasiones, la invitan a renunciar al trabajo. Por este motivo, las rencillas son inevitables y también las comparaciones, los celos y la sensación de sentirse superadas por los acontecimientos.

Julia desea con todas sus fuerzas integrarse en el grupo y ser una buena canguro, lo mismo que sus compañeras. La familia Barrett supondrá todo un reto porque está formada por tres niños de edades muy diferentes cuya madre no siempre tiene la cabeza en su sitio. Para empezar, la casa está bastante desordenada e incluso sucia y a la madre de los niños le cuesta conciliar trabajo con crianza y, sobre todo, aceptar que su exmarido tiene derecho a ver a los pequeños. Estos conflictos le provocarán no pocos quebraderos de cabeza a la joven canguro, pero Julia demuestra que es muy madura y que tiene madera de canguro porque, con la ayuda de sus compañeras, conseguirá llevar a cabo sus responsabilidades de forma correcta. También aprenderá lo más difícil que es ser asertiva y hacerse de valer ante una persona adulta -como es la señora Barrett- que además de no ser capaz de poner orden en su casa y en su vida no suele informar de todas las necesidades de sus hijos a la niñera.

Una serie de libros ilustrados muy fáciles de leer porque se dividen en capítulos que se corresponden con una única escena que desarrolla un tema diferente cada vez relacionado con el conjunto de la trama. La historia y los personajes no son para nada estereotipados ni perfectos, tampoco el final feliz está asegurado. Eso sí, las ilustraciones se asemejan a las películas de animación por la minuciosidad de los detalles y el retrato de las emociones. Los valores que fomenta son la responsabilidad, el trabajo en equipo, el trabajo y la confianza mutua, el diálogo, las relaciones sociales con personas de diferentes edades y la amistad por encima de todo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.