Papiro Anastasi I. La puesta en escena de la sátira, por Iván González Cruz

Por Horacio Otheguy Riveira

En febrero de este penoso año de 2020 se publicó una valiosa edición del impactante Nāṭyaśāstra —tratado de artes escénicas del 400/200 antes de Cristo— «un recurso imprescindible en el contexto de las técnicas de actuación que se anticipa a las pedagogías de grandes maestros de la escena como fueron Zeami Motokiyo y Stanislavski». Fue comentado en estas páginas por su relevante interés, y ahora, nueve meses después, nos llega la primera versión castellana de otra obra de extraordinario valor para los investigadores de la historia de la cultura,  ya que conforma «un adiestramiento en materia de ciencias y letras que contribuye a una capacitación integral para desentrañar los secretos del cielo y la tierra».

La elaborada trascripción con su análisis correspondiente corresponde al mismo autor, un estudioso del mundo audiovisual con una indudable conciencia del arte narrativo, Iván González Cruz, doctor en Comunicación Audiovisual, responsable de acercarnos los sabios rasgos de entonces con la trascendencia que hallaremos, milenios después, en el ágora de la Grecia antigua. «La vida pública exigía expresarse bien, por lo que el perfeccionamiento del idioma debió ser una aspiración constante. (…) Asistimos a una lección de gramática donde el arte de escribir se entrelaza con la elocución. El Papiro Anastasi I se erige de esta manera en una prueba excepcional de que la retórica y la oratoria eran pilares constituyentes de la pedagogía egipcia. En ellas se hace imprescindible disponer de un orden y una estructura en la construcción de un significado»

Con una prosa exquisita, muy cuidada, para regocijo del lector más exigente, y muy entretenida para todo el mundo porque está encuadrada en un estilo novelístico, apasionado y a la vez medido, sin desbordamientos emocionales ni intelectuales, lo cual es otro hallazgo del estilo singular de este hombre de imágenes y de letras que se acerca a lejanos ámbitos con la naturalidad de un arqueólogo, paseando por tiempos pretéritos para que comprendamos en profundidad la infinita capacidad creativa de la humanidad.

«La importancia del Papiro Anastasi I, fechado en la dinastía XIX del Imperio Nuevo, se extiende más allá del Egipto antiguo. El valor de esta obra sobrepasa los comentarios y juicios que desde su hallazgo se han realizado de su contenido. (…) Los capítulos de este libro se han concebido para destacar las relevancias de este manuscrito en el vasto panorama antropológico del saber que integra: las matemáticas, la mitología, el arte, la historia, la geografía, la botánica, la retórica, la sociología, la psicología, la oratoria, la dramaturgia, la lingüística… Su autor, Hori, es uno de los ejemplos iniciales que tenemos de conciencia humanista que anuncia, con su inteligencia y sensibilidad, el espíritu del Renacimiento.»

La espléndida edición trae ilustraciones muy valiosas, de las que hemos seleccionado cuatro:

Figura 1. «Ostracón satírico: ratón servido por un gato.» Dinastías XIX-XX. Imperio Nuevo.
Figura 2. «Ostracón satírico: ratón asistiendo a un concierto.» Dinastías XIX-XX. Imperio Nuevo.
Figura 3. «Ostracón: Escena doméstica paródica.» Dinastías XIX-XX. Imperio Nuevo.
Figura 4. «Detalle del papiro erótico satírico de Turín.» Dinastías XIX-XX. Imperio Nuevo.

«(…) No debemos burlarnos de aquel a quien vituperamos, sino contar pormenorizadamente su vida. Pues los argumentos convencen a los oyentes y afligen a los vituperados más que las burlas. Pues las burlas ponen su punto de mira en el aspecto y en la naturaleza del individuo, mientras que los argumentos son como representaciones de su carácter y su forma de ser.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.