El asesino de Alfas

Por Àngels S. Amorós

Patricia García-Rojo (texto) y Andrea Torrejón (ilustraciones). El asesino de Alfas 1#?. Madrid: Editorial SM, 2020. 368 pp. A partir de los 14 años.

Kate ha aprendido a vivir manteniendo sus sentidos al mínimo,

casi como una humana. Eso la conserva a salvo.

Los perceptores son seres dotados con poderes especiales gracias a que tienen uno de sus cinco sentidos desarrollados al máximo: Vista, Gusto, Olfato, Táctil, etc. y les permiten enfrentarse a sus enemigos. Sin embargo, los Alfa tienen la capacidad de controlar todas sus percepciones al mismo tiempo y, por lo tanto, son más fuertes. La gran diferencia es que mientras que los Alfa son libres, los perceptores necesitan unirse en grupos para ser más fuertes y poderosos. Kate y su tío Mateo son perceptores globales y eso significa que han nacido con ambas naturalezas al mismo tiempo. Por este motivo, se ven obligados a vivir ocultos para evitar que otros perceptores los obliguen a acatar su voluntad y los traten como esclavos. Además, el tío Mateo entrena a Kate para que sea más fuerte y sepa cómo controlar sus sentidos, aunque a veces es demasiado duro con ella y no tiene en cuenta sus sentimientos. Pero, de todas formas, se siente dichosa de poder estudiar Bellas Artes en la Universidad de Málaga, la ciudad donde viven, y se desplaza hasta allí cada día en su Kawasaki Ninja.

Todo cambia en una sola noche cuando Kate asiste a un concierto en compañía de un amigo suyo que es humano. Ella sabe lo que tiene que hacer cuando va a eventos de este tipo para no llamar la atención: anular todos sus sentidos y así es una más. Sin embargo, nada de esto funciona y un Alfa llamado Óliver la obliga a formar parte de la familia Galán, una de las dos familias de perceptores más fuertes y famosa de la ciudad de Málaga, junto con los Beltrán. Ambas familias no suelen enfrentarse abiertamente, aunque a veces surgen contratiempos que les obligan a enfrentarse, como por ejemplo los asesinatos de los Alfas que empiezan a producirse en la ciudad. Kate se ve obligada a acatar las normas de su nueva familia mientras trata de todos los medios de volver con su tío.

La primera entrega de esta saga de aventuras, fantasía y ciencia ficción no hubiese podido empezar mejor. El ritmo de la historia es trepidante, sobre todo una vez se realiza la presentación de los personajes y sus peculiaridades. La trama es un torbellino de situaciones repletas de peligros que se desarrollan a un ritmo frenético y con un toque de romance. Las ilustraciones de Andrea Torrejón son geniales y resultan muy motivadoras para la lectura gracias también al misterio, los mensajes ocultos y la ambientación tan lograda.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.