«Una gaviota llamada Margaret», la nueva incursión teatral de Carlos Sánchez Lequerica

Por Ana Riera

Carlos Sánchez Lequerica lleva once años trabajando como guionista en el programa televisivo El Hormiguero. A pesar de que esa es su faceta más conocida, presentamos hoy su nueva propuesta teatral, Una gaviota con pinta de llamarse Margaret. No es su primera incursión como autor de teatro. Su primera aventura fue con la pieza de microteatro Los girasoles no tienen paraguas, que se representó entre 2012 y 2014 en una de las salas de la calle Loreto y Chicote 9. En 2015 se atrevió ya con una obra de mayor duración, Mongolove, que se estrenó en la Sala Off de La Latina. Y en 2016 repitió experiencia con Fobias en el Teatro Lara.

La dirección de la pieza corre a cuenta del propio Sánchez Lequerica y de Jaime Pastor, también guionista de El Hormiguero y, además, cómico de Comedy Central y colaborador de la cadena SER.

Un ministro del PP y otro de VOX se van de fin de semana en un velero. La idea es desfasar a tope: coca de la buena, whisky de primera, caviar, un par de cohíbas…Suelen hacerlo dos veces al año. Es su fórmula para alejarse de su vida habitual y de las tensiones, para relajarse un poco. Pero esta vez, todo sale mal desde el primer momento. Sobre todo desde el momento en que aparece en su barco un personaje inesperado.

Irene Guindal, Rafa Rojo y Rafa Martyn son los actores encargados de dar vida a esos tres personajes, que son muy distintos entre sí y esconden más secretos de lo que parece a primera vista. Tras varias situaciones a cuál más absurda, los dos amigos acaban atrapados en el velero, que está bocabajo y va a la deriva. Fuera de su zona de confort, confrontados con la realidad de la mujer que se ha sumado a ellos, empezarán por fin a sincerarse, tanto entre ellos como cada uno consigo mismo.

Rafa Martyn se pone en la piel del ministro del PP, que es, probablemente, el papel más exigente. Empieza muy arriba desde el minuto cero: está nervioso, algo acelerado y en seguida se desquicia por culpa de una paloma que parece haberla tomado con él, una paloma que a veces habla y a la que pone voz Marron, uno de los colaboradores habituales de El Hormiguero. El resultado es que al poco parece pasado de revoluciones. Demasiado. Hasta el punto que parece sobreactuado. En la segunda mitad de la obra mejora y, poco a poco, se hace más creíble y consigue comunicar emociones más allá del exagerado desquiciamiento inicial. En cualquier caso, su entrega en el escenario es de agradecer.

Rafa Rojo es el ministro de Vox, un personaje un tanto enigmático, incluso algo inquietante. El experimentado actor consigue que funcione a pesar de su ambigüedad y de sus silencios. De hecho, el público empatiza en seguida con él a pesar de sus rarezas. O quizás precisamente por ellas.

Irene Guindal es una refugiada que aparece de la nada, en medio del océano, procedente de un país que ya no existe. Su aparición enriquece la trama y le aporta nuevos matices. La actriz clava su acento extranjero y está genial en sus aportaciones castizas. Demuestra, asimismo, un gran dominio de las expresiones faciales, con las que consigue transmitir muchísimo.

De las luces y el sonido se encarga Joaquín Hermo. Muy acertado el recurso de mostrar algunas escenas en cámara lenta y a modo de instantáneas congeladas. Resultan bonitas desde un punto de vista estético y resaltan de forma original momentos importantes de la trama.

En lo que más flojea la obra es en sus pretensiones. El autor quiere transmitir un mensaje profundo y controvertido, una reflexión seria sobre la inmigración, la tolerancia y la inclusión. Pero es como si no se atreviera del todo, como si no supiera si quedarse con las situaciones cómicas y absurdas o apostar por profundizar en los temas de fondo, y al final se quedara a medio camino. Una pena, porque tanto la idea, como buena parte de los diálogos y situaciones, y del trabajo actoral, sí funcionan bien.

 

  • Dramaturgia – Carlos Sánchez Lequerica
  • Dirección – Jaime Pastor y Carlos Sánchez Lequerica
  • Reparto – Irene Guindal, Rafa Martyn y Rafa Rojas
  • Colaboración especial – Marron (El Hormiguero), como Margaret, la gaviota.

TEATROS LUCHANA. VIERNES, 21 HORAS.

Duración aproximada: 80 minutos
Edad recomendada: A partir de 16 años
Sala: Sala 4, NO accesible a personas con movilidad reducida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.