Desobediente de repente

Por Àngels S. Amorós

Sara Cano (texto) y Eugenia Ábalos (ilustradora). Desobediente de repente. Editorial Edebé, mayo de 2020. 268 pp. A partir de los 10 años.

Mi madre dice que una mancha de mora con otra verde se evapora,

y que un clavo saca a otro clavo. Vamos, que si acababa de romper con un revolucionario,

lo mejor que podía hacer  era meterme unas pocas revoluciones en el cuerpo.

Los libros sobre grupos de jóvenes dentro de un centro escolar y que los involucran en temas como el activismo ecológico, la representación de la clase y los estudios no debemos perderlos de vista. Es el caso de Desobediente de repente. Esta historia protagonizada por la adolescente Marta Chacas y que se ubica en  el país ficticio de Betulia es la segunda entrega, el primero fue Presidenta por sorpresa, de una serie de libros que estamos seguros que van a tener mucha continuación.

Marta es la hija de la profesora de plástica de su instituto, le encanta el grupo musical EUPHORIA y la ecología ocupa un lugar muy importante en su vida. Tanto es así que está segura que para hacerse oír necesita ocupar un lugar importante en su clase, por eso no duda en luchar para ser la delegada de su curso. Una serie de acontecimientos logran que las expectativas de Marta se vean más que cumplidas y se convierta en la presidenta de su país. Sí, ella, una adolescente de trece años que recién acaba de aterrizar en el instituto. Todo porque se trata de una chica con mucha iniciativa, con una fuerte personalidad y con las ideas muy claras. La verdad es que su cargo duró poco y luego tomó el mando su propia madre. Pero eso sí, Marta gobernó el tiempo suficiente para demostrar lo que es capaz una persona tan fuerte como ella, pero no acaba ahí la cosa. Héctor Rufián, el hijo del expresidente de Betulia, continúa boicoteando todos sus proyectos e intenta destacar por encima de ella sin ningún escrúpulo.

Ahora que Marta es la delegada de la clase y ha desbancado a su eterno enemigo Héctor Rufián empieza la verdadera batalla. Una de sus tareas es organizar el viaje de la Semana del Xilitol y han pensado en ir a JALEO. Se trata de un carnaval donde los jóvenes del vecino país de Alcornoquia son libres de hacer lo que les plazca sin que los adultos los controlen ni sufran las consecuencias. Toda una oportunidad para disfrutar al máximo en un lugar especial como el parque de atracciones de Descorche en el que todo es de corcho. Marta espera que todo salga bien y se marca como objetivos prioritarios pasárselo bomba, olvidarse de todas las responsabilidades (no solo como delegada sino también el protocolo que tiene que cumplir al ser su madre la presidenta de Betulia) y lo más importante: que todos la recuerden como la delegada que organizó el mejor viaje de la historia de su instituto.

 La verdad es que no todo es tan fácil y casi sin  darse cuenta Marta será la líder de una revolución «antiadultos» que hará tambalear la estabilidad política de los dos países.

 

La ecología y la política parecen ser los dos temas principales que planean en todos los libros de la serie. Además, la autora se sirve del humor para poner distancia entre los jóvenes lectores y lo delicado de los temas que trata. La ecología y la conciencia política se deben trabajar desde bien pequeños para que todos tomemos parte en los asuntos serios que nos afectan desde una perspectiva crítica, justa y empática. Las ilustraciones en blanco y negro de Eugenia Ábalos tienen la habilidad de dotar a los personajes de la personalidad con la que nos los describen y nos facilitan su acercamiento e identificación.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.