Caballos perdidos en la tormenta, de Emilio Calvo de Mora

La joven editorial Cypress acaba de publicar el primer libro de un debutante veterano, Emilio Calvo de Mora (Lucena, Córdoba, 1966), titulado Caballos perdidos en la tormenta. Se trata de una recopilación de prosas poéticas, a modo de dietario, por las que van desfilando las impresiones, emociones y palpitaciones del autor, en un estilo cuidadísimo, rico y sugerente, donde se mezclan lo que se ve con lo que se cree ver, las presencias con las reminiscencias y lo sentido con lo presentido.

En el libro se incluyen textos seminarrativos, otros casi poéticos, aforismos, apuntes a vuelapluma, reflexiones críticas sobre algún tema de una actualidad no necesariamente perecedera y muchas piezas autónomas, redondas (como la titulada «Aplaudir») en las cuales asistimos a un portentoso despliegue de recursos literarios: imágenes, sugerencias, metáforas afortunadas… todo ello de manera en absoluto gratuita, sino con la intención de nutrir a lo dicho con un decir ajustado y pertinente. En Caballos perdidos en la tormenta -título que plasma perfectamente el contenido del volumen, pues cada uno de sus textos parecen bellos cuadrúpedos avanzando orgullosamente en un entorno hostil- abundan los hallazgos expresivos, y es de agradecer que el derroche de talento que atesora Calvo de Mora se ponga al servicio de una visión propia de la realidad: es lo que distingue a los creadores de los meros escribidores.

Sorprende que un escritor tan dotado no hubiera publicado ningún libro hasta la fecha, aunque ello se explica al conocer el carácter del autor, independiente e insobornable, alejado de las luchas de vanidad y de los mercados de los egos. Hay que saludar con alborozo la aparición de este libro pues supone la incorporación de una pluma sumamente depurada al panorama literario español, tan inflacionario en ofertas descuidadas y urgencias sin altura ni profundidad.

El libro no se distribuye en librerías y sólo puede adquirirse en la web de la editorial, pinchando en este enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.