‘La loca sabiduría de la yoguini’, de Daniel Odier

REDACCIÓN.

La loca sabiduría de la yoguini es una conmovedora y profunda obra de empoderamiento espiritual y sexual, de la mano de un antiquísimo linaje de maestras tántricas de Cachemira, cuyas ideas influenciaron poderosamente al budismo tibetano, el Chan (Zen) y el hinduismo. 

En el enfoque del Mahamudra cachemir no hay nada que cortar, evitar o purificar. Se trata de un ascetismo erótico, un éxtasis no dual vivenciado como una experiencia continua, y no como un puntual arrobamiento místico. 

Las visualizaciones con pequeñas diosas rojas que penetran el cuerpo, los retiros en la oscuridad, el juego continuo y la unión sexual añaden una intensa cualidad vibratoria al gozo propio de la condición humana que, más allá de austeridades y renuncias, sólo necesitamos reconocer, regresando así a lo femenino y a la naturaleza del ser que contiene la totalidad y que no renuncia a lo sensorial.

Sorprendente reivindicación de una majestuosa tradición semiolvidada, La loca sabiduría de la yoguini nos acerca al mundo perdido de Lalita Devi, iniciadora de Odier y último eslabón de las yoguinis tántricas de Cachemira. El autor, a sus 74 años, rememora las profundas y sensuales iniciaciones tántricas que recibió de su maestra.

Esta obra constituye un libro iniciático que explora y desvela el estado natural de Mahamudra y del tantrismo a través de la fluidez emocional y el goce de los sentidos.

El autor.

Escritor, guionista y conferenciante, Daniel Odier (Ginebra, Suiza, 1945) es un reconocido maestro de shivaísmo tántrico de Cachemira y un profundo conocedor de las tradiciones filosóficas y espirituales de Oriente. 

En 1968 se convirtió en discípulo del lama Kalu Rimpoché. En 1975, conoció a su maestra Lalita Devi, quien le otorgó su permiso para transmitir el linaje de las escuelas tántricas Spanda y Pratyabhijña. En 2004, Daniel conoció en China al al gran maestro de la tradición Chan Jing Hui, heredero del Dharma de Xu Yun (1839-1959). Tras ser ordenado, recibió los símbolos del linaje de Zhao Zhou que le autorizan a enseñar Chan en Occidente. Desde entonces, da clases de Tantra, budismo y literatura en la Universidad de California, la Universidad de Tulsa y otros centros de enseñanza superior. 

Sus talleres y sus libros, traducidos a quince idiomas, tratan de los aspectos más profundos del budismo y el Tantra, y en ellos propone un camino espiritual laico conectado directamente con la realidad cotidiana y esencialmente libre. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.